Uno de mis perros es muy celoso con los otros ¿qué hago?

0
68

Hoy en día es muy común, yo diría común y corriente, que, en casa, las personas que tienen perro, suelan tener más de uno, de hecho, podrá parecerte una locura, pero, es bastante normal que los que tengan perros en casa, lleguen a tener un promedio de 4 perros en su hogar, claro, hay personas más locas o entusiastas que otras y hay quienes tenemos 9 perros o hasta más.

Así es, ahora las manadas de perros y humanos son muy grandes, mientras que todos deben convivir de forma cordial en una sola casa, lo cual puede ser muy difícil, cuando en ella hay un perro celoso o posesivo de su dueño.

Y sí, en todas las casas hay un perrito que, sin darnos cuenta, nuestro perrito especial, el más consentido porque pide más atención, mimos y cariños, ese perrito es el más celoso, el más posesivo que intenta morderá a los demás en la manada por celos, ¿qué hago?, ¿hay que ir por Cesar Millan?

En el caso de tener un perrito celoso, si bien podría ser algo para Millan, antes de recurrir a una emergencia de este tipo debes pensar, ¿si tuviera dos niños y uno fuera más celoso que haría?

Tal vez te parezca una comparación absurda, porque un perro no es un niño, ahora bien, no estoy diciendo que sean lo mismo, pero cuando se habla de educación y crianza, básicamente lo son, ya que, hablando de inteligencia, un perro puede equiparse con un niño pequeño de 4 años.

Esto quiere decir que, cuando se habla de crianza niños y perros aplican los mismos consejos, así no nos sentimos tan perdidos sobre cómo debe ser su educación.

Ahora, claro, se puede aplicar la etología canina la cual nos diría que para corregir ese mal comportamiento de celos hay que hacer que el perro se vuelva más natural, llevándolo a un comportamiento más canino que humano mediante ejercicio, juegos y cansarlo mucho.

Esa es una buena técnica, pero también hay que saber que, a un perro celoso, hay que regañarlo cuando es posesivo de su dueño para agredir a otras mascotas o inclusive personas, justo en el momento en el que el can gruñe, se enoja o comienza a enojarse por celos, hay que decir fuerte y claro no, dejar de darle atención, ignorar a ambos perros, o los perros que estén en disputa, para después dedicarle a toda la manada, cuando estén en un estado más neutral, atención y cariño a todos.

No digo que sea fácil este proceso, pero, la única forma para quitarle lo celoso a un perro es regañándolo cuando lo hace y hacerlo que aprenda por rutina a permitir la convivencia de toda la manada.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here