Cómo hacer una oficina pet friendly

0
43

Hoy una gran tendencia mundial en el mundo laboral es hacer a las oficinas lo más inclusivas que se puedan en todos los sentidos posibles, esto se está haciendo para convertir estos espacios en lugares cómodos, acogedores que hacen sentir a todas las personas que asisten diariamente a estos espacios felices, productivos y eficientes; siendo actualmente una de las practicas más comunes la inclusión de mascotas en espacios de trabajo.

Sí, así es, ahora muchas empresas se están convirtiendo poco a poco en espacios pet friendly, y si bien la mayor tendencia apunta a los perros, por su carácter y facilidad para acostumbrarse a estos entornos seguramente en un par de años más veremos oficinas adecuadas en instalaciones para que las personas puedan llevar al trabajo a sus mascotas.

Las razones para hacerlo son muchas, siendo la principal que se permite al empleado tener a su perro, el cual muchas veces funge como una terapia de contención emocional en el entorno laboral además se agregan otros pros como el hecho de que el empleado ya no tiene que preocuparse porque su mascota pase mucho tiempo sola y los peligros que eso conlleva. Eso hace que, ahora muchas empresas permitan la integración de los animales de compañía en esos espacios, pero, ¿cómo se hace?

Hacer una oficina pet friendly no es tan difícil, pero si hay que tener en mente los alcances que se quieren tener y que tan inclusiva será la empresa para estos animales.

Ese es el primer paso definir qué tan pet friendly será la oficina, ahora, otra cosa que se debe tener en mente, es que el lugar donde se encuentra dicha oficina, es decir el inmueble, permita llevarlos, esto suele ser más fácil o una decisión que radica en la administración empresarial cuando poseen dicho lugar o es una casa o un espacio propio, mientras que en oficinas dentro de edificios o coworking esto suele ser algo muy difícil de lograr.

Pero, si se permite el acceso a perros, los pasos que siguen son más fáciles y todos se centran en establecer reglas y espacios dónde puedan estar los perros. Otra cosa muy importante a tener en cuenta es establecer reglas de convivencia en las que se dejan claro las interacciones entre los perros y las personas.

Adicionalmente hay que pensar en que una oficina pet friendly debe tener espacios adecuados para los caninos, y si bien la mayor parte del tiempo estarán con sus dueños en su espacio propio de trabajo, la oficina deberá contar con lugares para que el perro haga sus necesidades, tenga momentos de esparcimiento, dónde beber agua y socializar con los otros canes de la oficina, de forma complementaria sería bueno pensar en tener a una persona dentro de la oficina que se dedique en ciertos momentos a controlar o hasta cuidar a los perros, para cuando su dueño tenga que estar en juntas o no pueda cuidarlo.

Como ves realmente no es tan complicado tener una oficina pet friendly.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here