Tips para pasear en bici con tu perro

0
427

Hacer ejercicio acompañado de tu perro puede ser una actividad muy conveniente para ambos, pero sin lugar a dudas, es una aventura en sí misma. Ambos se mueven, ambos se activan, y al final, ambos permanecerán sanos; tú estarás lleno de energía para continuar el día, y él se habrá cansado tanto que le quedarán pocas ganas de morder tus zapatos favoritos y destruir la sala.

Algunos corren con ellos, otros hacen yoga mientras el perro los acompaña, y hay quienes han descubierto la intensidad y las ventajas de subirse a una bicicleta y salir a dar la vuelta con su mascota, al final lo que cuenta es activarse.

Hoy queremos compartir contigo algunos consejos para que inicies la rodada en compañía de tu perro:

Revisión médica y aptitud para el ejercicio

Si planeas empezar a ejercitarte y pasear regularmente con tu perro, se recomienda que ambos pasen por un examen físico con su médico respectivo, de esta manera garantizan que ambos son aptos para iniciarse en esta actividad considerando que es un ejercicio dinámico que tiene impacto en el sistema músculo esquelético.

En el caso de que tu perro sea un cachorro, asegúrate que la cantidad de ejercicio no afecte su desarrollo con un programa muy intenso o bien a una edad demasiado temprana. Algunos perros están adaptados para ejercicios aeróbicos intensos, pero algunos otros como los perros de talla miniatura o pequeña, y aquellos con el hocico corto, solamente pueden caminar distancias pequeñas. De igual forma, como con cualquier ejercicio, hay que empezar lentamente y aumentar la duración y distancia con el tiempo.

Acostumbrarlo a la bicicleta

Una rutina recomendada es acudir a algún parque y pedirle a algún amigo que conduzca su bicicleta alrededor de ti y tu perro; una distancia de 15 metros para que el perro pueda ver la bicicleta pero que pueda seguir prestándote atención y responder a tu voz. Después, hay que avanzar hacia el ciclista, procurando mantener la atención de tu perro hacia la bicicleta y sin dejar de escucharte.

Los primeros pasos

Para muchos perros primerizos puede ser una buena idea usar una pechera en lugar de un collar, pues en caso de una caída, la pechera puede prevenir una lesión en el cuello de tu perro. Inicien caminando, monta tu bicicleta, pero no pedalees, solo avancen caminando y hasta que estés seguro de que él camina con confianza y demuestra estar relajado, podrás empezar a pedalear suavemente.

Cuida la seguridad y salud de tu perro

Ten cuidado de no circular por rutas con asfalto dañado, llenas de charcos o terreno muy accidentado si tu perro no está acostumbrado. Los cojinetes de los perros pueden ser sensibles al asfalto, conforme tu mascota se acostumbre, éstos se harán cada vez más duros y resistirán mejor. Si es posible intercala las rutas con algunas por terreno suave, pasto o tierra, que son menos agresivas. Observa la temperatura del piso para que esta no sea muy alta, tócalo con el reverso de tu mano, si para ti está caliente, seguro para él también. No olvides revisar los cojinetes al final de una ruta en bici, así podrás asegurarte de que no tiene ninguna cortadura, o un objeto extraño como vidrios o piedras.

Permite que tu perro lleve el ritmo

Al caminar, trotar o andar en bicicleta con un perro, es importante permitir ellos marquen el ritmo. Los perros se sienten más cómodos trotando cuando pueden manejar adecuadamente el esfuerzo. Andar en bicicleta a velocidad máxima es demasiado para un perro, así que vigila el paso de tu perro a medida que cambias las velocidades en tu bicicleta. Disminuye la velocidad para que siempre lleve un movimiento de trote sin complicación, y ajusta tu velocidad de pedaleo para mantener ese trote llevadero.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here