El tamaño no importa – un pequeño perro puede ser tu gran mejor amigo

0
691

Hay frases que suelen ser muy polémicas, sobre todo para nosotros los mexicanos, que estamos muy en contacto con el doble sentido y hay frases picarás, que encienden el ambiente, así sucede con “el tamaño no importa”, que siempre lo usamos y se presta para el doble sentido; pero el día de hoy la intención no es el doble sentido, sino más bien hablar de cómo el tamaño de nuestro perro (chico, mediana o grande), realmente no importa mucho y todo se trata del gran amor que estos peludos nos dan.

Realmente nunca me ha importado el tamaño de mis perros, mientras estén bien y sean sanos, no me afecta mucho sacar a pasear un miniperrito, cuando se esperaría de un hombre grande, corpulento y en cierta edad que sacará a pasear a un gran canino de noble envergadura.
Lo sé, esos son estigmas y estereotipos, sin embargo, hoy que saque a pasear a mi perro al parque, me sentí algo extraño, cuando note que a todos les parecía demasiado divertido y gracioso que un hombre tan grande como yo, paseara a un perrito tan pequeño como lo es mi mini bulldog inglés.

Era una escena muy pintoresca y peculiar, un hombre muy grande con un perrito tan pequeño y frágil como el mío.

Me sentí gracioso, pero luego me acorde que el tamaño no importa, y mucho menos cuando se habla de nuestros amados perros y es que, a decir verdad, no hay esquemas, no hay estereotipos y no hay reglas que indiquen que los hombres deben tener por perros un gran danés o perros de ese tamaño; por el contrario, cada quien puede tener el perro que quiera, en el tamaño que desee y en gustos se rompen géneros.

Además, el tamaño de un perro no importa cuando se piensa en todo el amor que nos puede dar un perro de talla pequeña, que normalmente termina siendo inmenso.

Y también no se puede medir el afecto o la nobleza de un animal, por su tamaño, y bien puede ser un pequeño frenchie, un chihuahua o un mastín napolitano y el amor que te da tu mascota es inmenso.

Ahora, definitivamente termina siendo muy peculiar ver a alguien muy grande, paseando a un mini perrito; pero solo es divertido y peculiar, pero cuando miras el grado de acercamiento que se tienen con el perro, es muy grande.

Así que dejé los estigmas y los estereotipos y me comencé a divertir en el parque con mi mini perrito, sin importar lo opuestos que lucíamos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here