Como se usan los repelentes de perros

0
80

Bien, lo que debo decir primero, es que cómo tal, no existen repelentes de perros, y si estás buscando algún spray que te rocíes para alejar a un perro, dicha cosa no existe, pero actualmente si existen productos diseñados para alejar a los perros de un lugar como muebles, puertas, objetos para evitar que los muerdan o se suban a ellos para orinarlos.

Principalmente este tipo de repelentes están diseñados para los cachorros para evitar que se acostumbren a morder los muebles del hogar o que se suban a los sillones.

Dichos repelentes funcionan en base al aroma, y suelen ser tan molestos para ellos, con aromas muy fuertes y profundos, algunos hasta estornudos les ocasionan, que el perro prefiere alejarse de las zonas donde se encuentra este aroma o dónde se esparció el repelente.

Eso es lo que hace que los repelentes alejen a los perros, la incomodidad que les genera el aroma.

 Estos repelentes usualmente se utilizan en muebles, sobre todo las bases, objetos de madera, puertas y hasta zapatos, al rociar estos objetos con esos repelentes en teoría el perro dejará de morder nuestras cosas.

Los repelentes que existen en el mercado se suelen tener aromas amargos, que han sido detectados por los especialistas del campo, como los aromas que más repelen a los perros, para así evitar y de una buena vez por todas que el perro muerda cosas u orine en lugares donde no debe.

Pero, lo que hay que saber, es que estos repelentes funcionan más cuando el perro es un cachorro, y para evitar incomodidades se alejará de las zonas dónde este el repelente y con el paso del tiempo además de entrenamiento, aprenderá que no debe morder o estar en esas zonas.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo, los repelentes pueden perder su efectividad cuando el perro se acostumbra al aroma, o inclusive, puede haber perros que no les resulten tan repelentes esos aromas y no se vayan.

Así que no siempre son la mejor opción y su costo en el mercado puede ser muy alto.

Otra cosa que te conviene saber, es que inclusive un perfume que uses, puede convertirse en un repelente.

Ahora, si estás pensando en adquirir estos productos pensando en que serán la solución para un mal comportamiento, o para que el perro aprenda dónde ir al baño puedes llevarte una gran decepción, ya que de forma complementaria estos productos necesitan entrenamiento de obediencia para que el perro aprenda que no debe morder o no hacer sus necesidades en un determinado lugar.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here