Sabías que sí puedes querer más a tu perro que a una persona

0
291

¿Lo sabías?

Si eres de las personas que afirma querer más a su perro que a las personas, estas diciendo una gran verdad; y si bien, pudiera parecer una exageración amar más a un perro que a un ser humano, esto es posible, por no decir algo muy común. Y, además de que existen muchísimas referencias anecdóticas sobre esta forma de vinculación con los cómplices caninos, asimismo, existen una gran variedad de estudios científicos que lo comprueban, el cómo una persona puede sentir más amor, empatía y vinculación por su perro que por otras personas.

Así que, , es posible forjar un vínculo humano-canino tan fuerte con estos cómplices, que con el tiempo ese vínculo puede convertirse en un profundo amor y devoción hacia dicha mascota, y en esos casos, si, sí se puede querer a un perro más que otros seres humanos, pero, ¿cómo es posible?

El poder amar a las mascotas como lo hacemos tiene una gran relación con diversos factores emocionales, psicológicos y hasta físicos relacionados con la química de nuestro cuerpo, así como la producción de hormonas relacionadas con el amor y la felicidad; esto quiere decir que, además de que construimos esa relación de amor diariamente con nuestras mascotas al cuidarlas, convivir con ellas, y recibir su compañía y amor incondicional, pues, todo eso afecta nuestros sentidos y emociones para forjar un vínculo afectivo poderoso el cual incluso se ha equiparado químicamente con el vínculo materno; esto es debido a la cantidad de hormonas del amor que segregan las personas con sus perros, la cual, es similar a las hormonas del amor que segregan las madres por sus hijos.

Si bien, se pudiera pensar que no es posible amar a un perro tanto como a un hijo o una pareja, es claro, el cerebro no discrimina por especie o por vínculos sanguíneos y produce de la misma manera oxitocina y endorfinas en la misma proporción cuando se está con un hijo o con un perro.

De hecho, un estudio publicado por Society & Animals Journal afirma como algunas personas sienten una mayor empatía por los perros, más que por los humanos, a este respecto la especialista, Vanessa Carral, psicóloga y adiestradora canina comenta “El amor a los perros y gatos hace sentirse amado y necesitado y libera de la soledad. Además, puede cambiar incluso la química cerebral fomentando la mayor producción de neurotransmisores relacionados con sensaciones de bienestar, placer y relajación”.

Todo esto nos demuestra y nos prueba que si es posible querer a un perro mucho más que otras personas; y si ese es tu caso, y quieres a tu perro con un gran amor y devoción, demuéstrale todo tu cariño cuidando su salud y bienestar ofreciéndole salud veterinaria, cuidado de su higiene corporal, brindándole actividad física, pero, sobre todo, tienes que cuidar su nutrición, el aspecto más importante del cuidado de un cómplice canino, ya que, de su correcta nutrición dependerá su salud, su nivel de energía, su belleza y hasta su longevidad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here