Cómo saber si mi perro sufre una indigestión estomacal

0
84

Tienes problemas identificando y diferenciando una indigestión estomacal de tu perro, y nunca sabes cuándo es algo que le cayó mal a su pancita o una enfermedad de consideración, pues el día de hoy te damos tips para que sepas como identificar una indigestión estomacal.

Sin embargo, no pretendemos sustituir una opinión veterinaria, y el único que podrá dar un diagnóstico y tratamiento, es y será siempre un veterinario.

Pero, yo lo sé, yo tengo 9 perros en casa, y como dueño responsable uno debe aprender a conocer los síntomas de un simple problema estomacal; con los perros, pasa igual que con los niños chiquitos, y es imposible, literalmente imposible, llevarlos al veterinario cada que se sienten mal o sufren un percance en casa, por eso, es bueno saber identificar los problemas cotidianos de las enfermedades de consideración, siendo las indigestiones estomacales parte de los problemas cotidianos que puede sufrir un perro, que son provocados por una mala alimentación, falta de ejercicio o a veces hasta excesos en la ingesta del perro.

Las indigestiones son provocadas porque el alimento pasa más tiempo del normal en el intestino, generando gases, dolor, problemas gástricos y otras molestias; usualmente una indigestión estomacal en los perros, se origina porque el perro comió mucho o también puede ser porque ingirió algún alimento que le cayó muy pesado.

Síntomas que muestra un perro que sufre una indigestión estomacal

  1. Se ve desganado, cansado y hasta triste, la indigestión lo hace lento y no se quiere mover.
  2. Puede mostrar vomitar el alimento, o hacer intentos de vomito.
  3. Tiene diarrea constante.

Si notas estos síntomas, es una indigestión, pero para que estés seguro y aprendo a identificarla, lleva a tu mascota al veterinario, él te dará más tips para reconocerla además de indicarte la mejor forma para tratarla cuando vuelva a presentarse.

Ahora, debes tener en mente que lo mejor es prevenir, inclusive cuando se habla de indigestiones estomacales y la única forma de prevenirlas es evitando que el perro coma mucho (o coma muy rápido), además debes pensar en ofrecerle un alimento de buena calidad.

Te en mente que muchas dietas caseras que no consideran las restricciones alimenticias de un perro, también pueden provocar la indigestión, esto pasa con alimentos que presentan grandes cantidades de sal, grasa o carbohidratos. Así que si no sabes cuales son los alimentos que tu perro necesita, la mejor forma de alimentarlo para evitar la indigestión es con alimento procesado para perros, busca las opciones de mejor calidad.

También, insisto en este punto, cuida la cantidad y el tiempo en el cual come el perro, ya que también comer muy rápido o muchísimo puede provocar el mismo problema, que hará que tu canino pase un mal rato con la indigestión.

Si a pesar de estas consideraciones, tu perrito sigue sufriendo indigestiones, lo mejor es que lo lleves a una revisión veterinaria, ya que muy probablemente tu perro tenga cierta sensibilidad o alergias alimenticias a los alimentos, o hasta pueden ser padecimientos como gastritis, intolerancias alimenticias u otro tipo de padecimientos gastrointestinales.

Con esta revisión veterinaria, el especialista en la salud de tu mascota podrá indicarte el mejor tratamiento, así como alimento que tu mascota necesita para sentirse bien.

Finalmente, después de cada comida, evita que tu perro tenga actividad física con juegos o ejercicios y mejor que se acueste a descansar y a permitir que la digestión suceda de forma correcta.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here