Razones por las cuales el castigo empeora el comportamiento de un perro

0
614

Qué haces cuando llegas a casa y un mueble esta mordido, un zapato destruido en la sala o descubres que el perro hizo una gran travesura, ¿cómo reaccionas?, bueno, seguramente lo primero que haces es gritarle al perro “perro malo”, mientras le pegas y señalas su travesura, pero, sabías que este tipo de correctivos no ayudan al perro, ya que, al contrario, en vez de corregir dicha travesura, reaccionar así, solo empeora de forma general el comportamiento del perro haciéndolo principalmente más agresivo.

Sí, aunque no lo creas, el castigo en los perros, a decir verdad, en cualquier ser vivo, lejos de corregir algo, solo empeora el carácter.

Este es un principio básico que se aplica ahora en la crianza de los niños, para evitar a toda costa los castigos físicos o verbales, ya que la regla dice que nadie aprende por miedo y como dirían nuestras abuelitas, se atraen más moscas con miel que con hiel.

Castigos, disciplinas, regaños, golpes (con periódicos o zapatos) lo único que hacen en un perro, es que pierda la confianza de su dueño, y en cierto punto lo único que sucede es que se genera un temperamento agresivo que puede pasar de gruñir a morder.

 Y para entender esto no se necesitan estudios, etólogos o expertos del comportamiento, y solo tienes que recordar los años cuando tu mamá te pegaba por una travesura o una mala calificación; ya que lejos de aprender, terminabas resentido además de muy molesto, pues bueno, lo mismo para con un perro y en vez de aprender, cada que lo golpeas o lo regañas porque hizo algo mal, este se hace, miedoso, desconfiando para reaccionar de forma agresiva.

Eso es lo que pasa cuando se maltrata a un perro, ahora, yo sé, las personas que tienen mascotas en casa no se despiertan todos los días pensando como maltratar al perro, pero, cuando lo regañas por sus travesuras o comportamientos inadecuados o lo quieres disciplinar de forma física para que aprenda algo, eso es lo que estás haciendo, maltratarlo y lo único que se generará es que sea:

  • Desconfiado
  • Hostil
  • Gruñón
  • Solitario
  • Tenga miedo de querer estar contigo

Entonces, si analizamos los resultados, es que el perro no está aprendiendo a portarse bien, lo único que sucedió es que el miedo a ser maltratado cambio su temperamento.

Cómo ves, el castigo, la disciplina física y los regaños no hacen nada bueno, y mucho menos corrigen un comportamiento.

Hay que recordar siempre que un perro aprende a hacer algo, se desafía para lograrlo, cuando hay de por medio amor, y confianza, porque un canino hará lo que sea en este mundo por amor a su dueño; mientras que un perro desconfiando y solitario, no hará ni aprenderá nada nuevo.

Así que, lo mejor cuando se habla de perros, es premiar lo positivo e ignorar lo negativo, y si el momento amerita una corrección rápida de un comportamiento inadecuado un fuerte y claro NO, deberá hacer que el perro entienda que eso es incorrecto.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here