Que tan ajustado debe ir el collar de mi perro

0
237

¿Suelto o muy ajustado?, ¿cuál es la clave para tener el control sobre el perro sin lastimar su cuello?

Lo primero que debes saber, es que en el mercado existen muchos tipos de collares, (normales, de tela, hebilla, martingale, castigo hasta pecheras y arneses podemos incluir en esta categoría), todos tan diferentes y hechos de diferentes materiales que nos hacen preguntarnos ¿Cuál es el correcto para nuestra mascota?, y luego, lo más interesante, ¿cómo se pone correctamente este accesorio?

Cada accesorio de este tipo es diferente, pero, hay algo que es común y básico sin importar si es collar, pechera o arnés, y es que debe ir bien colocado; porque será este accesorio el que proteja al perro durante los paseos y evite que este se vaya.

Es muy común que collares (o cualquiera de las otras opciones antes mencionadas), si no se puso correctamente, el perro se zafe a la hora del paseo, poniéndolo en peligro de perderse o salir corriendo.

Esto pasa, que el perro se zafe, cuando el collar está muy flojo, y muchas personas creen que, para evitar lastimar el cuello del perro, lo mejor es dejarlo suelto; sin embargo, hacerlo lo único que hará es que el perro se jale y se saque el collar.

Ahora, por otro lado, si se aprieta mucho, para evitar a los perros escapistas, al hacerlo, efectivamente se puede lastimar el cuello, sus músculos y la hora de jalarlo se puede ahorcar. Por ello, tampoco es bueno apretar mucho la correa.

Eso nos lleva al punto ideal, y es que no esté ni muy suelta, ni muy apretada, pero, eso puede sonar muy ambiguo; pues bueno, una forma muy fácil para colocar el collar es verificar que exista una medida de separación de “dos dedos”, es decir, debes haber espacio suficiente entre la piel del perro y el collar para que puedas meter dos dedos, lo cual te indicará que el collar no está flojo, ni muy ajustado para permitirle un movimiento correcto sin lastimarlo, aún con la correa puesta.

Lo mismo aplica para los arneses o pecheras, ahora, estas dan más control sobre el perro y reparten de una manera más uniforme la presión para controlar su cuerpo; ahora, debes poner especial atención en la zona del pecho, sobre todo con los arneses que se ajustan por todo el cuerpo, ya que debes evitar hacer presión en el pecho.

Sea collar, pechera o arnés, debe calzar perfectamente en su cuerpo, sin lastimarlo y sin estar suelta.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here