Qué perro tener o no tener – ese es el dilema (razas o mestizos)

0
619

Parece algo muy sencillo eso de tener un perro; y mucha gente se deja llevar por el impulso de ver un hermoso cachorrito en una tienda de animales, o los cachorritos de la perra del vecino, o de los familiares.

Esos pequeños cachorritos siempre son cautivadores y seducen a nuestros hijos y a nosotros, pero parafraseando a Shakespeare, ¡que perro tener o no tener es una cuestión que hay que pensar muy detenidamente! y no tomarla a la ligera.

A veces la decisión es impulsiva y no nos detenemos a pensar prácticamente en nada, por eso en esta ocasión quiero hacerles varias sugerencias.

Lo primero que tienen que pensar es si lo van a adquirir con un Criador Profesional, de una tienda de animales, de familiares o amigos o de un refugio.

Y vamos a empezar por esta última opción.

En algunos refugios tienes que aportar una cooperación significativa (y valida porque con esos recursos se ayudan para seguir financiando los cuidados de los perros que están ayudando), en otros no tanto, y en algunos nada; pero te tiene que quedar bien claro que conseguir un perro de un refugio no tiene que ver con una cuestión de dinero (y te lo digo, porque conozco muchas personas que sin problema se podrían comprar un costoso perro de raza, pero se deciden por rescatar a uno de un refugio), sino más bien, de ser sensibles y consientes que estos perros también merecen una oportunidad.

Si lo consigues de un refugio o lo rescatas directamente de la calle, veras que te has ganado a un amigo agradecido noble y leal, que te dará muchas satisfacciones durante su vida.

Pero no te confundas, y no creas que va a llegar siendo totalmente educado y un maestro en el respeto a las reglas de la etiqueta y urbanidad o con un título universitario perruno.
Generalmente estos perros han sufrido mucho, y uno tiene que ser muy sensible a sus necesidades particulares. Por ejemplo, les cuento, yo tengo a mi querida perra Roxxy; a ella la rescatamos de un refugio. Es hermosa y muy cariñosa, la queremos mucho; pero ella les tiene terror a los ruidos fuertes y cuando llegó se comía su excremento.

Este terror a los ruidos fuertes, la ponía en peligro, y nosotros teníamos que estar muy alertas para que no se nos fuera a soltar y se perdiera o la atropellaran; por eso les resalto, que estos perros han sufrido mucho y pudieran tener algunos comportamientos que nos puedan desagradar. Pero como se dice a la mexicana ya no nos podemos rajar, los tenemos que entender y ayudar.

También hay que tomar en cuenta que los perros de los refugios son perros criollos que, aunque sean muy bonitos de cachorros, puede ser, que de adultos no conserven las mismas características y que quizá no sean tan bonitos estéticamente y eso a algunas personas (no entiendo porque) les decepciona y ya no los traten igual.

Otra opción para tener un perro son las tiendas de animales, que en lo personal no me parecen buenas opciones, ya que no sabes el origen de los perros ni su estado de salud.

También que te lo regale un familiar o amigo es otra manera de tener un perro, y en este caso tienes que ser muy honesto y consciente de no aceptar un cachorrito por compromiso, porque estoy seguro de que lo vas a lamentar y el perro también.

La última opción es que lo compres con un Criador Profesional.

Y aquí sí, sí, tienen razón, hay una gran polémica de si adoptar o comprar.

Pues yo creo que adoptar es una gran opción, pero comprar también, es decir las dos son excelentes opciones, e incluso no son excluyentes, puedes comprar y adoptar (bueno, siempre y cuando tengas el tiempo la disposición y el dinero para proveerles todo lo que necesitan) y para unos adoptar será genial, pero para algunos otros comprar será la mejor opción.

Si compran con un Criador Profesional, tendrán la seguridad de que están comprando un perro apegado al estándar racial, que gocen de excelente salud (en la mayoría de estos criaderos hay garantía sobre ciertas enfermedades genéticas).

Pero por favor, chequen el prestigio del Criadero (actualmente por internet puedes tener mucha información de los compradores) y pónganse listos para diferenciar a un profesional de un simple vende perros.

Por último, no olviden que tienen que tomar en cuenta el tamaño del perro de acuerdo a los espacios de su casa, en donde pueda estar, y la disposición que ustedes tengan para sacarlos a hacer ejercicio (también dependiendo del tamaño es la cantidad de ejercicio que requieren).

Investiguen sobre las razas, para saber cuáles son las que más se adecuan a lo que quieren (ya no hay pretexto ahora con Internet).

Tomen en cuenta también los gastos que implica su vacunación, su alimentación y su atención veterinaria.

¡Tener perro es cosa de pensarse y de pensarse muy bien!

Y si no lo han analizado así, para no arriesgar mejor cómprense un peluche.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here