Mi perro tiene miedo a los sonidos fuertes, ¿qué hago?

0
74

Una de las fobias más comunes que tienen los perros, es el miedo a los sonidos fuertes, un miedo tan irracional que puede hacer que nuestros perritos sufran intensamente cuando oyen truenos, cuetes, matracas, secadores de cabello o inclusive hasta el claxon o los sonidos que produce un auto; simplemente estos sonidos fuertes provocan en muchos perros ansiedad, miedo, ira, enojo y un pavor tan fuerte que salen despavoridos hacia cualquier lugar para buscar protección.

Pero, ¿por qué tienen miedo de los sonidos fuertes?, bueno, la explicación puede variar dependiendo del perro, aunque la más común es que, el sentido del oído es tan desarrollado en los perros, que es lógico que les provoque angustia y estrés un sonido de esa naturaleza.

¿Te imaginas escuchar un trueno con un amplificador que lo hace sonar 20 veces más fuerte?, lo imaginas, seguro tu también te asustarías mucho; eso sucede mucho con los perros y los sonidos que son fuertes les generan tanto miedo y estrés por la naturaleza del mismo sonido; aunque, también, hay experiencias pasadas que pueden traumatizar al animal, provocando que asocie con el sonido una experiencia que le cause miedo. Eso sucede mucho con los autos.

Si bien el temor de un perro por los sonidos fuertes es natural, es importante que lo ayudes a controlar ese miedo, porque puede poner a tu mascota en peligro, ya sea porque sale corriendo con riesgo a escaparse y perderse o, por otro lado, cuando los le causa tanto estrés, que terminará impactando su salud.

Mi perro tiene miedo a los sonidos fuertes, ¿qué hago?

Todo está en darle confianza al perro, puedes hacer que él se familiarice con esos sonidos, y usar YouTube para buscar sonidos de tráfico, truenos, cuetes e incluso la secadora para ponerlos por poco tiempo en un volumen bajo mientras lo apapachas o le das premios comestibles.
Esto hará que el perro sepa que no pasa nada malo cuando escucha ese sonido, mientras que paulatinamente subes la intensidad del volumen y su duración.

Otra cosa que puedes hacer para ayudarle a tu mascota es crear un refugio dónde se sienta seguro, puedes hacerlo con un kennel, o permitiéndole que se esconda en tu habitación creando un espacio dónde se sienta cómodo y protegido. Así, cuando el perro escuche el sonido, como cuetes o truenos de una tormenta, ira a este refugio para protegerse y no sentirse tan estresado.

También puedes ayudar al perro a sobrellevar esos sonidos dándole algún juguete relleno con comida que le guste mucho, así se concentrará en comer olvidando el sonido que esta de fondo.

Adicionalmente puedes hacer uso de feromonas relajantes, como Adaptil, que harán que el perro se tranquilice mediante la estimulación de su olfato.

Finalmente, no premies una actitud de miedo, mimándolo, abrazándolo o consintiéndolo, lo único que hará eso es reforzar su actitud de miedo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here