Cada que estas en compañía de tu perro, sin importar si es tu casa, un paseo por la calle, sentados en un sillón; no importa dónde sea, cada que se da la oportunidad, tu perro se te acurruca entre los pies, los brazos o las piernas, ¿lo ha hecho?, bueno, detrás de esta pequeña, pero simbólica acción, hay muchos significados que nos hablan del gran amor y confianza que tiene un perro por su dueño.

Si alguna vez te has preguntado, qué significa eso, o porque lo hace, bueno, hay muchas razones por las cuales tu perro se hace bolita contigo, o se acurruca pues, pero, la principal y más importante de ellas es que te ama.

Esa es la verdad detrás de este comportamiento.

 Se dice y se ha dicho mucho, que los perros no son animales afectos a los abrazos, ya que, tienden a sentirse incómodos cuando suceden; sin embargo, los caninos, si disfrutan los cariños, mimos y apapachos, sobre todo cuando son caricias.

Ahora, no vayas a creer que en el mundo canino no existen los abrazos, porque, de hecho, si existen, no como nosotros los damos, y más bien, los abrazos que dan los perros son ciertamente algo distintos y cuando ellos se acurrucan con sus dueños, es su forma de abrazarte.

Una acción que únicamente hacen con las personas, o animales, con los que han forjado una fuerte unión o un vínculo emocional inquebrantable.

En pocas palabras, para los perros, el acurrucarse es como dar un abrazo, que demuestra amor, confianza, y es un símbolo de seguridad; una forma en la que el perro manifiesta la confianza y seguridad que siente con la persona con la cual lo hace.

Muchos estudios sobre el comportamiento de los perros, han demostrado que el arte de los perros para acurrucarse en sus dueños, es una muestra de amor, empatía y confianza.

¿Por qué se acurruca un perro?, porque así demuestra su afecto por la persona con la cual lo hace.

Además, esto no solo lo hace sentirse seguro o protegido, al mismo tiempo, genera un efecto químico de tranquilidad tanto para el perro, como para el dueño, ya que, este tipo de contacto físico activa la producción de oxitocina, una hormona natural del cuerpo que hace a ambos sentirse muy bien y en tranquilidad.

Aunque bueno, hay otras razones además de amor y seguridad por las cuales un perro hace esto, y cuando hace frío, los perros se acurrucan de forma natural para conservar su calor corporal, mismo motivo por el cual perros en climas calientes, no disfrutan tanto de esta actividad.

Adicionalmente al frió, hay especialistas en comportamiento canino, que creen, que acurrucarse, también es una forma en la que un perro crea vínculos que le aseguren cuidados y protección necesarios para su supervivencia.

¡Qué listos son los perros!

Sin importar si lo hacen para sentir calorcito, seguridad o por amor, definitivamente, tanto para personas, como para los perros, este abrazo canino es extraordinario.

La próxima vez que tu perro se acurruque en ti, puedes sentirte muy agradecido y amado por tu mascota.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here