Mi perro y mi gato lagrimean

0
20

Por el M.V.Z. Miguel Ángel López

El lagrimeo es una acción natural que el organismo utiliza para lubricar los ojos de manera regular. Si no sucediera esta lubricación, la superficie ocular podría tener lesiones estructurales graves o posibles infecciones ya que las lágrimas contienen substancias antibacterianas. Como sea, un lagrimeo normal no es fácil de percibir ya que de manera regular las lágrimas drenan por un canal que llega a la nariz y la garganta. En ocasiones el canal se tapa o la cantidad de lágrimas producidas es tan grande que se desbordan, causando que la superficie que se encuentra debajo de los ojos se pinte de color café. La principal causa de esta coloración es la presencia de un pigmento presente en las lágrimas, además de que la humedad constante existente en la zona promueve una oxidación y por lo tanto una mayor coloración del pelo. En ocasiones, hay proliferación bacteriana y se pueden generar infecciones.

Existen razas que más comúnmente presentan un lagrimeo excesivo, y generalmente son mascotas que tienen los ojos más prominentes, como los Lhasa Apso, Shih Tzu, Maltés, Pug, Bichón Friseé y los gatos Persa. La dificultad para cerrar completamente los ojos lleva a que los ojos se resequen, promoviendo una mayor producción de lágrimas. Otras causas de lagrimeo excesivo son posibles alergias, irritaciones e infecciones de los ojos. Debemos evitar hacer una limpieza excesiva en la zona ya que probablemente estemos promoviendo más irritación; simplemente debemos realizar una limpieza normal de la zona con agua o con solución salina. De ninguna manera se recomienda el uso de blanqueadores tales como el peróxido ya que no estamos frenando la causa del lagrimeo excesivo.  Por supuesto la visita al veterinario es sumamente importante para que realice una revisión a fondo de la mascota y pueda determinar la causa específica y el tratamiento adecuado.

Recordemos que somos responsables de la salud y calidad de vida de nuestros mejores amigos, por lo que debemos bañarlos periódicamente con shampoos especiales; debemos llevarlos regularmente al veterinario para que les apliquen sus vacunas y desparasitaciones. Finalmente, también debemos seleccionar cuidadosamente el alimento procesado Premium o Super Premium, ya sea seco, semihúmedo o húmedo que utilizaremos en su nutrición diaria de acuerdo a su edad y actividad física.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here