Pasea a tu perro durante los días lluviosos – te decimos como

0
249

Si cada que llega la temporada de lluvias cuelgas la correa de tu perro, y se quedan en casa los dos, aburridos, desesperados y con un exceso de energía, porque después de todo, quien quiere ir a caminar y mojarse bajo la lluvia, ¿Quién?

Déjame recordarte que tal vez para las personas, sea preferible estar secos y seguros en casa, pero un perro necesita diariamente paseos, ejercicio y actividad física, por eso debes encontrar la forma segura, para ambos, para poder salir a caminar incluso con lluvia; pero ¿cómo se hace esto?

Hay perros que definitivamente no les gusta la lluvia, les asusta mojarse, los truenos y hacen que sea muy difícil salir de casa en esos momentos; pero, no es imposible, y si muestras una actitud positiva, tranquilizas al animal, lo haces sentir en confianza superará estos temores para aprender que este es un paseo normal, como lo sería un paseo en plena tarde con sol.

Debes tener en mente, que las caminatas diarias de un perro, no son únicamente rutina, y forman parte de un estado mental asertivo y tranquilo, por ello es bien importante que los paseos sean diarios, inclusive con amenaza de lluvia.

Pero, ¿Cuáles son las claves para salir con tu perro cuando llueve?

Lo primero es elegir el momento correcto, y si está lloviendo de forma tranquila, puedes salir sin problemas, también debes elegir un lugar que no tenga tierra, para evitar animales o insectos y que tu perro se enlode, ya que será muy difícil limpiarlo. Lo mejor es escoger lugares transitados, altos, en dónde no se acumule agua y ambos puedan caminar sin problemas, distracciones o peligros; traten de evitar calles con tránsito, ya que en época de lluvias los accidentes de auto son más comunes, mejor evitar esos peligros.

Durante el paseo lleva paraguas y si es posible un impermeable para estar lo más seco posible, y recuerda, el impermeable también debe ser para tu perro, así evitarás lo más que se pueda que se moje su cuerpo y pueda enfermarse de alguna enfermedad respiratoria, además al protegerlo de la lluvia evitas el mal olor a “perro mojado”, y siempre al llegar de cada paseo debes limpiar sus patitas, secarlas, así como las otras partes que pudieran haberse mojado.

Ten en mente que no puedes bañar a tu perro muy frecuentemente para proteger los aceites naturales de su pelaje y cuidar el pH de su piel, por ello es importante que seques y limpies después de cada paseo bajo la lluvia.

Con estos cuidados y precauciones evitarás las enfermedades respiratorias que en esta temporada son muy frecuentes, también evitas daño en las almohadillas de las patas, nudos en el pelo o enfermedades de la dermis.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here