Mi perro está muy estresado ¿qué puedo hacer?

0
97

Uno de los peores sentimientos que puede experimentar un ser vivo, es el estrés; pero, hay que saber que el estrés, es particularmente malo con los caninos debido a que, cuando estos animales lo sienten, este sentimiento puede desencadenar muchos problemas, no solo de salud, también de conducta que pueden hacer sumamente difícil y complicada la convivencia en familia.

Es muy común que los perros catalogados como “muy malos” o “desobedientes”, la mayoría de ellos sufra de estrés y ansiedad, lo que deriva en esas conductas que consideramos malas o inadecuadas.

No hay perros malos, hay perros estresados

De ahí que una de las máximas figuras, reconocidas socialmente, como experto en perros, César Millan, tenga como lema “un perro cansado es un perro feliz”, bueno, mucho de eso va en relación con el cómo el estrés que además genera ansiedad puede hacer que un perro se comporte mal rompiendo cosas, rascando muebles o ladrando excesivamente.

Todas esas conductas que consideramos indeseables suelen ser desencadenadas por el estrés.

Así que, cuando tu perro se esté portando muy mal, este fuera de control muy seguramente está pasando por un momento de alto estrés, que lo hace canalizar esa energía que está sintiendo de esas maneras; por ello, cuando sientas que el perro esta estresado tienes que actuar para ayudar al animalito, no solo para que regrese la paz a tu casa, sino porque en verdad el estrés y la ansiedad pueden hacer que un perro pase un muy mal rato.

Pero, antes de saber cómo actuar para calmar el estrés de un perro, lo más importante es saber cómo identificar que efectivamente el perro esta estresado.

Señales de que un perro sufre de estrés

  1. Está sufriendo de un episodio hiperactivo
  2. Está comportándose de una forma muy exagerada
  3. Su lenguaje corporal es distinto
  4. Jadea constantemente y saliva mucho
  5. Presenta un comportamiento destructivo
  6. Ladra sin parar

Ver varias de estas señales juntas, nos indican que el perro está muy estresado.

Para relajarlo, lo que se debe hacer es redirigir su atención y energía a otra cosa.

Puede servir un paseo tranquilo en la calle, acariciarlo mientras le hablas con un tono de voz relajado, poner música suave de fondo ayuda muchas veces, pero, uno de los trucos que más me funcionan a mí con la ansiedad de mis perros, es usar premios funcionales que lo relajen.

Uno de los mejores treats relajantes que podrás encontrar comercialmente es NUPEC Relax, una especie de galletita que está hecha con Passiflora incarnata, un ingrediente con propiedades relajantes, pero, además contiene complejo B, que mejora el funcionamiento de sus sistema nervioso.

Así que, para calmar a un perro estresado lo mejor es usar uno de estos premios o darle un tratamiento emocional que lo ayude a salir de ese estado nervioso.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here