Maternidad y lactancia en perras y gatas

0
98

Antes de cruzar a tu mascota debes tomar en cuenta varios puntos muy importantes con el fin de preservar la salud de la madre y de las crías. Debes contar con datos de la madre, como información de camadas previas, fechas, número de crías, además de tener un record de salud actualizado con fechas y tipos de vacunas aplicadas, así como su historial clínico. Posteriormente hay que cuidar muy de cerca la gestación, que en gatos dura entre 63 y 65 días y en perros de 56 a 72 días en promedio.

Anticipándonos al momento del parto, se sugiere preparar un lugar silencioso, tibio y apartado. Hay que contar con una cama con trapos limpios, al menos del doble del tamaño de la mascota para que se pueda mover dentro de ella. Si es necesario, debe de haber una fuente de calor para mantener una temperatura cálida. Se debe llevar cuenta de los días de gestación transcurridos para tratar de anticipar la fecha de parto.

En sí, el parto se divide en 3 fases. La primera es difícil de notar y es cuando comienzan las contracciones y el cuello del útero se relaja; dura entre 6 y 12 horas, pero puede durar hasta 24 horas. En la fase 2 existen fuertes contracciones y termina con la expulsión de los fetos. Las contracciones son fácilmente observables y la madre se ve nerviosa, lamiéndose frecuentemente; el proceso de expulsión de los fetos va de los 15 segundos hasta 30 minutos por producto. Durante la etapa 3 se expulsa la placenta; algunas madres se comen la placenta, lo que es completamente natural. La madre se ocupa totalmente del cuidado de sus hijos; en todo caso el apoyo que se puede proporcionar es cortar el cordón umbilical o proporcionando una limpieza y masaje del cuerpo de los recién nacidos con el fin de ayudar a la circulación sanguínea, además de acercarlos a su madre para que comiencen a ingerir calostro.

La lactancia es un período crucial en el estado físico de las madres ya que es el momento en que experimentan más estrés y consumen mayor cantidad de energía. Siempre es importante tener a su alcance una fuente de agua fresca y limpia además de un alimento Premium o Super Premium que contenga las calorías que requieren para no perder su condición corporal. Desde el punto de vista inmunológico, es muy importante para los recién nacidos, tanto gatitos como cachorros, beber el calostro de sus madres durante las primeras 48 horas de vida.

En cachorros, se sugiere que el destete se realice a entre la 7ª y la 8ª semana de vida, mientras que en gatitos se recomienda entre la 8ª y la 10ª semana. A partir de 3ª o 4ª semana de vida de ambas especies, se recomienda ofrecerles pequeñas cantidades de alimento Premium o Super Premium para cachorros o gatitos, según sea el caso, a fin de que ya coman sólo ese alimento cuando se desteten.

Con el fin de cuidar la salud tanto de los recién nacidos como de sus madres, existen alimentos de calidad Premium y Super Premium que aportan los nutrientes necesarios para cumplir con sus requerimientos nutricionales.

Información del M.V.Z. Ma. Miguel Ángel López Nuñez

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here