Los errores más comunes al alimentar a un perro

0
304

Ya sea por desconocimiento, viejas prácticas que aprendiste de joven o simplemente porque no sabes mucho sobre alimentación canina, hay ciertos errores básicos que cometes cuando se habla de la nutrición de tu perro; ahora, parecerían simples equivocaciones, pero cuando piensas que tienen repercusiones en la salud de tu mascota, eso hace que sea muy importante detectar estos errores para modificarlos.

La salud de tu can comienza por lo que come, así que muchos problemas pueden provocarse por una mala nutrición, exceso de comida o falta de nutrientes por ello hoy te mencionamos los errores más comunes al alimentar a un perro:

No almacenarla de forma correcta, no importa si es comida fresca o seca, todo alimento para perro debe ser debidamente almacenada para evitar que se descomponga por acción de estar expuesta al aire, la humedad e incluso las bacterias del ambiente.

Si son croquetas cierra mediante el sello hermético que traen, si es comida en la lata o casera guárdala en contenedores dentro del refrigerador.

Dejar su comida en el plato, si crees que es más fácil así la limpieza y que el perro comerá cuando tenga hambre, la comida, como lo mencionaba en el párrafo anterior cuando es expuesta a la intemperie pierde sus propiedades alimenticias, además de que insectos o hasta roedores pueden estar en contacto con ella.

Lo mejor es retirar la comida sobrante del plato cuando tu perro ya se retira, y guardada propiamente, puedes dársela en su siguiente comida.

Tener una mala higiene con sus tazones, puede parecerte exagerado, pero una vez termina el perro de comer, debes levantar el traste, retirar la comida que no consumió el plato para eliminar restos de comida, suciedad y bacterias o hasta hongos.

No fijarte en la fecha de caducidad del alimento, croquetas o latas, antes de dárselas a tu mascota verifica que esté en condiciones óptimas de consumo.

Excederte en las porciones, no importa que creas que tu perro tenga hambre y le sirvas a cada rato, debes mirar en la tabla de alimentación de las croquetas que le das cual es la porción de acuerdo a su edad, tamaño y raza.

Comprar comida barata de mala calidad, recuerda lo barato sale caro y más cuando se habla de comida, ya que el alimento puede caerle mal y a la larga generarle una mala salud.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here