Que son los Asilos de animales

0
656

¿Qué harían tantos perros y gatos si no existieran estos lugares? Estarían condenados por el resto de su vida a sufrir de hambre, soledad, frío, maltrato y enfermedades.

Pero, ¿Quién tiene la culpa de la alarmante sobrepoblación canina y felina? Pues definitivamente la ignorancia o deshumanización de los dueños de los perros y gatos.

El adquirir una mascota es una decisión a largo plazo. Si una mascota no va a reproducirse, lo ideal es castrarla, tanto a hembras como a machos. La mayoría del producto de los embarazos no deseados terminan en las calles y algunos otros en asilos para perros. Los dueños de la perra creen haber hecho una obra de caridad al dejarlos en asilos porque van a quedar en “buenas manos”. Esta es una manera de no sentirse culpable por una conducta irresponsable. EL UNICO RESPONSABLE DE LA VIDA REPRODUCTIVA DE SUS MASCOTAS ES EL DUEÑO MISMO.

Los asilos reciben donaciones de animales todos los días y son pocas las adopciones que se tramitan a lo largo del año. No falta el perro al cual ya no aguantan porque se porta muy mal, producto del abandono al que ha sido sometido. Los perros que se dejan solos en casa sin ningún contacto llegan a tener verdaderas conductas antisociales. Estos pobres perros acaban en asilos esperando que alguien los adopte.

También reciben al perro senil, que ya huele muy mal, al que nadie hace caso, pero pobrecito… ¿Cómo lo vamos a poner a dormir?

Llega también el perro de la raza de moda, el perro que resultó tener necesidades diferentes a las que el dueño puede satisfacerle. La raza de perro que debe vivir en espacios abiertos y que por ser protagonistas de alguna película la gente compra y los confina a un departamento. El perro que el niño lloró durante un mes para que se lo compraran y que a la semana nadie se acordaba siquiera de su existencia.

Llegan los perros enfermos que los dueños ya no quieren o pueden tratar porque “cuestan mucho las medicinas”.

Llegan a montones perros callejeros que algunas almas caritativas recogen, perros de raza perdidos sin plaquita de identificación, perros atropellados, mutilados, enfermos, grandes, chiquitos, peludos, pelones, con cola, sin cola, dóciles, agresivos, finos, corrientes… cientos de gatitos de diferentes edades colores y tamaños, camadas enteras de gatos y perros con todo y su desnutrida progenitora… ¿Cómo es posible que alguna gente se queje de que en los asilos duermen a los animales? Simplemente no hay lugar para tanto animalito sin dueño ni donaciones que alcancen para mantenerlos a todos. Desgraciadamente hay más perros y gatos que dueños que los quieran.

Los asilos viven de donaciones, de lo que algunas personas amantes de los animales pueden aportar económicamente. Tienen una cantidad de gastos impresionantes debido a que requieren de muchísimo personal para poder mantener el lugar en buenas condiciones.

Los propietarios de los asilos que por lo general son patronatos hacen hasta lo imposible por recabar fondos para mantenerse. Venden artículos donados por personas, realizan colectas, campañas de esterilización a bajo costo y muchísimo trabajo social para convencer a la gente que se haga responsable de sus mascotas.

Antes de adquirir un perro o un gato debe estar seguro que puede atenderlo como debe. Debe vacunarlo, desparasitarlo, alimentarlo, mantenerlo aseado, operarlo si no lo va a reproducir y sobretodo educarlo y educarse a sí mismo, ya que el perro es única y exclusivamente su responsabilidad. Las mascotas no son objetos que se utilizan un tiempo y se desechan. No piense en un asilo como una alternativa cuando adquiera una mascota. No todos los animales en los asilos terminan por ser adoptados y es necesario poner a dormir a una gran cantidad después de un tiempo razonable de no haber sido recogidos por alguien. Esa no debe ser una opción para un indefenso animalito que ni siquiera pidió venir a este mundo. Antes de llevar un perro al asilo trate de colocarlo con sus amistades o parientes, seguramente encontrará quien lo quiera. Jamás, bajo ninguna circunstancia abandone un perro en la calle, es la solución más cruel que existe a un problema que es responsabilidad solamente suya.

Si quiere una mascota, antes de correr a la tienda de animales visite el asilo. Se sorprenderá de la cantidad y variedad de perros y gatos que están ansiosos de irse a un hogar donde los quieran. Si se decide por un animal adulto se ahorrará la difícil tarea de cuidar un cachorrito o si prefiere un cachorrito, en el asilo habrá de donde escoger. Usted habrá entonces hecho una verdadera obra de caridad y ayudará al mantenimiento de estas increíbles instituciones cuya única finalidad es evitar que el mejor amigo del hombre sufra.

M.V.Z. Karin Vomend Álvarez

 

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here