Por qué les gustan tanto las pelotas a los perros

0
140

Perros y pelotas, parece ser algo que siempre va de la mano, puesto que, casi todos los perros, por no decir TODOS, siempre tienen una pelota dentro de sus posesiones más preciadas; pero este objeto no solo es un cliché canino, noooo, además de que siempre hay una pelota cuando hay perros, estas son uno de los juguetes universales que a todos los canes del mundo les gustan para perseguirlas, correr, saltar por ellas y traerlas a toda velocidad en este clásico juego, simple, pero fascinante que encanta a los perros, pero, ¿por qué?, ¿por qué les gustan tanto las pelotas a los perros?

Todo apunta, según etólogos caninos, a un comportamiento que es muy antiguo, y antes de la domesticación, cuando eran lobos, era una práctica muy común perseguir objetos que se encontraban en movimiento; en aquellos tiempos perseguir algo que iba muy rápido determinaba la supervivencia del perro primitivo, o mejor dicho lobo, esto se convirtió en un instinto y los perros simplemente reaccionan para perseguir algo en movimiento, podría ser un frisbie, un juguete mecánico, en fin, pero, las pelotas al ser fáciles de agarrar por su hocico, rebotar, y tener un olor muy especial, hace que los perros rápidamente reaccionan con este objeto y se sientan muy felices jugando con ellas.

La razón del gusto por estos objetos o juguetes es que, permiten al perro explotar su energía, correr, saltar y dejar que uno de sus instintos más antiguos tenga rienda suelta.
Dicen los expertos en comportamiento canino, que las pelotas detonan una respuesta natural en el perro que al mismo tiempo los hace sentirse libres.

Esa es la razón por la cual los perros siempre disfrutan con las pelotas, sobre todo cuando su dueño las lanza muy rápido y ellos tienen que ir a grandes velocidades para atraparla y traerla de regreso.

Las pelotas favoritas de los canes son las de tenis, que se pueden encontrar ahora en su versión especial para caninos, aunque hay un gran sin fin y variedad de pelotas con texturas, formas, densidades, las que se hacen para lanzar y otras que solo son para morder.

Ahora ya lo sabes y entenderás la fascinación de tu perro por las pelotas.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here