La pregunta que todo dueño de perros odia ¿Quién pasea a quién?

0
371

 

Me pregunto porque la gente, (especialmente y sobre todo la gente que no tiene perros), cree que es políticamente correcto hacer ese tipo de preguntas incomodas, en serio, ¿por qué?, acaso no les enseñaron buenos modales en casa y por eso presuponen que es corrector preguntar o decir cosas de este tipo:

  • Pero ¡qué perro tan feo!
  • Es solo un perro
  • ¿Se duerme en tu cama?

Y la pregunta que, a mí en lo personal, más me molesta siempre, ¿Quién pasea a quién?

Acaso creen que es gracioso, acaso les parece correcto hacer ese tipo de preguntas.

No sé, yo veo personas, esas que hacen este tipo de preguntas, que sus hijos los maltratan, que en la oficina o en la escuela los acosan, y no ando preguntando obviedades, ni haciéndolos sentir incomodos por eso; entonces, porque estas personas no pueden ser empáticas y educadas y omitir sus comentarios.

Digo, ya sé que cuando saco a pasear a los cachorros tengo cero control y que son indomables, pero, para qué, en serio, cómo para que carambas salen con eso de ¿Quién pasea a quién?

Acaso quieren que conteste, “uy, qué bueno que me preguntas, he esperado todo el día que alguien note que mi perro me saco a pasear”

¿Es en serio?, gente, acaso quieren que uno sea sarcástico o se responda educadamente con una risa incomoda.

Y esta pregunta la aplican para todo, y no se necesita que el perro este fuera de control y jale a su dueño por todos lados, y a veces, el simple hecho de que el perro marque el camino e indique hacia donde es el paseo, es considerado por muchos, como que el perro esta en control, pero, el otro día escuchaba a otro dueño responsable de mascota hablar sobre el control que tiene un perro y decía de forma sarcástica, el también, “el perro tiene el control de mi casa, mis pensamientos, mis sueños y esperanzas”.

Esta persona también está harta de esa pregunta del ¿Quién pasea a quién?

Creo que es simple cortesía, vivir y dejar vivir, dejar que los que tienen perros, paseen como quieran, sin que nadie los critique o ridiculice por permitir que el perro, pueda decidir sobre los paseos.

Además, no importa al final quien pasee a quien, sino que ambos están paseando juntos.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here