LA MARAVILLOSA EXPERIENCIA DE TENER UN PERRO

0
91

Pero no te confundas, no es una tarea fácil, los que hemos tenido o tenemos sabemos que es una gran responsabilidad y esta confusión, quizá solo pueda darse en los que por primera vez tienen un perro.

Ya sea que hayamos tenido un perro o no, el ver a un cachorro de pocos meses de edad ya sea mestizo o de raza, a la mayoría de las personas nos atrae y hacen que deseemos tener uno (o tener más).

Su actitud despreocupada y alegre nos seduce, y los hace irresistiblemente encantadores para nosotros, generando, sensaciones y sentimientos tan agradables, que favorecen el acercamiento con ellos y la necesidad de querer tenerlos.

Pero la decisión, no es tan sencilla como a primera vista pareciera.

Desgraciadamente, no son pocos los perros que, al ser adquiridos de forma impulsiva y/o caprichosa, sin tomar en cuenta, todas las responsabilidades a las que nos comprometemos al tenerlos, les resultan estas, tan abrumadoras, que, sin la más mínima consideración, deciden abandonarlos, porque sienten que solo representan problemas.

Por eso, si decides tener un perro, que no sea una decisión tomada a la ligera.

No podemos generalizar y cada quien en su caso particular tiene que pensar en todas las formas en cómo, el tener un perro, va a impactar nuestra vida.

Como les decía, implica muchas responsabilidades, pero estas son ampliamente recompensadas por el cariño y las alegrías que ellos nos van a dar; quien no haya tenido un, perro, no sabe lo satisfactorio que es el afecto que nos dan al llegar a casa, después de una larga jornada de estudio o de trabajo, también es indescriptible, la sensación que te generan, cuando atraviesas un momento difícil o triste, en el que se acercan a ti, llenos de la aflicción que sienten que tienes y te tratan de reconfortar con un lengüetazo.

Pero me estoy poniendo sentimental y ya habrá mejor momento para estas anécdotas, mejor vamos a continuar con las consideraciones que hay que tener antes de integrar un nuevo perro a nuestro hogar.

Primeramente, tienes que tomar en cuenta, los costos que va a implicar su manutención, es decir, su alimentación y el cuidado de su salud principalmente, proveerlo de todas sus vacunas como te lo indique el veterinario, estar pendiente de su buena salud, llevándolo a chequeos cuando sea necesario y sobre esto último, considera, siempre tener un fondo de reserva adicional para alguna emergencia.

Ya que sabes que la capacidad económica para tenerlo está garantizada, y que tú y/o tu familia tienen el suficiente tiempo para dedicarle a sacarlo a pasear y jugar con él, lo siguiente a pensar, es, como lo vas a adquirir.

Señalaba antes, que hay personas, que irresponsablemente, al darse cuenta, todo lo que representa el tener un perro, deciden abandonarlo y una de las mejores formas de tener un perro, es rescatarlo directamente de la calle o acudir a un albergue que lo rescato y está buscándole un hogar.

Perros abandonados, hay principalmente criollos, pero también hay de raza, y un perro que ha sufrido abandono al que le des tu protección y tu cariño, créeme que siempre te tratara de recompensar por ello.

Creo que no debería de haber ningún perro abandonado, sufriendo, por todo lo que implica esto, y es una actitud socialmente responsable y loable, rescatarlo de ese abandono, pero otra opción de adquirirlo es de un criador, profesional responsable.

Si lo vas a comprar, no lo compres, mas que con un criador profesional reconocido.

Claro, esto implica un costo muy significativo, pero también lleva implícitas, muchas garantías en relación a su salud y a las características de la raza que estas adquiriendo.

Ya sea que lo rescates de la calle o de un albergue, o lo adquieras de un criadero profesional, tienes que ser muy sensible a las necesidades de tu nuevo perro, del espacio que tienes que considerar para él dentro de la casa, de cuanta actividad necesita hacer para que crezca equilibrado, y sobre todo que tu puedas darle el tiempo necesario para ello.

En cuanto a su alimentación, que ni por error pase por tu cabeza, que puedes alimentarlo con los restos de tu comida, es más, la mayoría de las veces, no se pueden alimentar con lo mismo que nosotros comemos, por lo que tienes que pensar en proporcionarle por lo que tienes que proporcionarle una alimentación balanceada acorde a sus características o en su caso su raza, no come lo mismo ni en cantidad ni en tipo de nutrientes un perro del tamaño de un chihuahua a lo que debe comer un perro del tamaño de un mastín o un gran danés.

Afortunadamente ya hay productos premium formulados específicamente, para las características de cada perro.

Recuerda, el tener un perro es un compromiso que debemos asumir, durante toda su vida, pero a cambio tendrás una maravillosa experiencia.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here