¿Cuál es la diferencia entre la comida de perros y gatos?

0
3287

Sí eres de las personas que creen que el perro y el gato pueden compartir su comida, sin muchos problemas, esta nota es para ti, y debes conocer las principales diferencias entre estos alimentos.

Hay muchas personas que, permiten, de vez en cuando, que el perro coma la comida del gato, o viceversa, después de todo, parece gustarles mucho el intercambio y se ven muy lindos compartiendo la comida, pero, sabias que hacer esto, no es tan buena idea. Esto tiene que ver, con que perros y gatos son muy diferentes, y cada organismo requiere diferentes nutrientes que son esenciales para su funcionamiento, pero, siempre hay un perro, esos ingredientes pueden ser muy malos para el otro.

Sucede lo mismo que con la alimentación de humanos y perros, si bien, hay ciertos alimentos que ambos podemos comer, hay muchas cosas que un humano puede comer, pero un perro, no. Lo mismo sucede con la dieta felina, ya que muchos de los ingredientes esenciales para un gato, pueden ser muy malos para un perro, y, por otro lado, darle comida de perro al gato, provocará serios déficits nutricionales que mermaran la salud del felino.

Hay que entender que cada especie necesita una dieta balanceada de acuerdo a sus requerimientos nutricionales, por ello es una muy mala idea que se comparta, entre perros y gatos, alimento de la otra especie.

Pero, ¿qué es lo que hace tan diferente la nutrición para perros y gatos?

La respuesta principal radica en que los gatos son verdaderos carnívoros, por ello necesitan una dieta la cual sea básicamente una proteína animal, mientras que los perros son omnívoros y por ello requieren granos, cereales, frutas, vegetales para estar sanos y fuertes. Sin embargo, esta no es la única diferencia, ya que los gatos requieren una dieta que incluya altos niveles de vitamina A, taurina y acido araquidónico que se encuentra en el omega 3, y estos elementos esenciales para el gato, principalmente la taurina, la que se encuentra en altas dosis en su comida, es mala para los perros.

Además, hay otra cosa que se debe considerar, y es que, los perros tienen un estilo de vida y actividad muy diferente a la de los gatos, y esto también afecta el cómo se desarrollan las fórmulas de comida procesada para cada especie, haciendo que sea muy difícil intercambiar una por otra, o que en casa le des al perro la comida del gato o que permitas al gato comer la comida del perro.

Si bien, puede suceder y más por accidente muy ocasional, no es buena idea permitir que estas mascotas se alimenten con comida para otra especie, definitivamente aquí lo más obvio es lo mejor y la comida para perro sea para el perro, y la comida de gato debe ser para el gato.

En caso de que tus mascotas se quieran alimentar con la dieta del otro, lo mejor es separarlos a la hora de la alimentarlos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here