La actual contingencia sanitaria no debe alterar vacunación de las mascotas

0
209

La emergencia sanitaria que se vive a nivel mundial ha transformado nuestras vidas en todos los aspectos. Muchas rutinas han cambiado, muchas situaciones se han modificado e incluso algunas de nuestras actividades habituales han desaparecido. A pesar de lo anterior, hay otras necesidades que no sólo persisten, sino que además tenemos la obligación de mantener y no perder de vista por su relevancia, entre ellas se encuentra la vacunación de nuestras mascotas, a las que debemos prestar la misma atención que al resto de los integrantes del núcleo familiar.

La manifestación de las variantes del COVID 19 no implica la relajación en la atención de nuestros animales de compañía, ni es un pretexto para postergar la prevención de enfermedades en quienes son un miembro más de la familia.

El Médico Veterinario Fausto Reyes Delgado, Director de Desarrollo Institucional, Comunicación y Educación del Hospital Veterinario UNAM-Banfield, recuerda que las vacunas son la herramienta primera y primordial en la preservación de la salud de las mascotas. Las vacunas, al igual que en las personas, estimulan el sistema inmunológico y en el caso de animales como perro o gato los protege de bacterias y virus peligrosos o mortales, e incluso no sólo para los propios animales sino también para su familia humana.

Justamente la presencia de un virus tan fatídico que ha mutado a más de 2 años de su manifestación, destaca en términos muy puntuales la importancia de los programas de vacunación efectivos, tanto en humanos como en animales.

“Hoy en día, acercarnos a un Centro de Salud nos puede ubicar entre el temor y el furor. De hecho, hemos notado una dicotomía en la reacción de los dueños de las mascotas pues por un lado están aquellos que han postergado la visita de su mascota al veterinario por temor a contagiarse de Covid 19 u otra variante, y por otro están los dueños que, al permanecer más en casa, están más al pendiente del esquema de vacunación de su mascota, le dedican más tiempo y notan con mayor celeridad cuando algo les sucede y entonces acuden de inmediato al veterinario”, comenta el Dr. Reyes Delgado.

En cualquiera de los casos es importante subrayar que en este contexto de pandemia y asilamiento social las visitas al veterinario han sufrido modificaciones, como muchas otras actividades sociales. Ahora hay que adaptarse a una nueva realidad que implica mayor prevención sanitaria. Por ejemplo, el Hospital Veterinario UNAM-Banfield ha implementado una serie de medidas tendientes no sólo a preservar la salud de sus pacientes y familias sino también a mantener los altos estándares de calidad en sus servicios. Entre estas medidas están:

  • Atención a pacientes con previa cita
  • Registro de Motivo de Visita y Temperatura para cada visitante
  • Atención a pacientes sólo con el propietario (evitar acompañantes y niños)
  • Los clientes que presenten síntomas respiratorios o fiebre y que tengan mascotas que necesiten ser atendidas de urgencia, se sugiere que no sean ellos mismos los encargados de llevar al paciente al Hospital
  • Durante su estancia en nuestras instalaciones los instamos a hacer uso de las estaciones de gel antibacterial, que estarán colocadas en distintas áreas del Hospital
  • En caso de que exista una visita de URGENCIA, ésta será atendida como lo hacemos de manera habitual

En cuanto al personal médico del Hospital Veterinario UNAM-Banfield, éste mantiene medidas de estricta higiene como el uso de uniformes aislantes, guantes, cubrebocas y caretas, que lo mantienen protegido a él y a los clientes.

Adicionalmente, el personal médico y administrativo del Hospital lleva un registro de sus actividades en las instalaciones, así como un récord cotidiano de temperatura corporal.

Al igual que con la raza humana, es importante vacunar a perros y gatos cuando son cachorros y después de ahí hacer un reforzamiento periódico de las vacunas. No obstante -precisa el Dr. Reyes Delgado- el esquema debe ser determinado por el médico veterinario de cada cachorro pues él mejor que nadie podrá mantener el control de las fechas y circunstancias en que se determina la cartilla de vacunación de la mascota. Al mismo tiempo, podrá tener un mejor control de posibles reacciones, normales o inesperadas, de cada vacuna.

“Sin importar el contexto de pandemia que se está viviendo actualmente, pero sí con las medidas de precaución y distanciamiento social, es fundamental observar un adecuado esquema de vacunación de nuestros perros y gatos. Hablando de vacunación, es muy importante subrayar que es mucho mejor prevenir que tratar. A nosotros no nos cuesta nada hacer tratamiento a los pacientes, para eso nos entrenamos como médicos veterinarios. Sin embargo, si prevenimos, todo el mundo está feliz y tranquilo: la mascota, la familia y su médico”, concluye el Director de Desarrollo Institucional, Comunicación y Educación del Hospital Veterinario UNAM-Banfield.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here