Huellitas impecables. Cómo cuidar correctamente las almohadillas de tu perro.

0
845

 

Siempre es importante tomar en cuenta que nuestros perrunos están en contacto directo con el suelo todo el tiempo. A veces estamos tan acostumbrados a usar zapatos, que en ocasiones no se nos pasa por la cabeza que nuestras mascotas tienen almohadillas que protegen sus patas, pero éstas no son tan resistentes como nuestro calzado.

A continuación te daremos algunos consejos para que mantengas sus patitas siempre en la mejor forma:

Pedicura canina

Procura que el largo de las uñas así como el pelo entre los dedos, sea siempre el correcto, ni las uñas, ni el pelo deben tocar el suelo cuando pisa, si escuchas un “click clack” cuando camina es señal de que debes recortarlas.

De igual forma es común que pequeños objetos de la calle se queden atrapados entre sus dedos y almohadillas, por lo que es recomendable revisar bien entre cada uno y hacer una correcta limpieza de la zona.

Cuidado con la resequedad

Si notas que las almohadillas de tu perro son ásperas y no lisas como de costumbre, esto quiere decir que están resecas. La resequedad es un fenómeno completamente normal conforme nuestro perruno se va haciendo mayor. Para combatirla puedes aplicar crema hidratante especial que venden en tiendas de mascotas, o incluso la crema para manos que tú utilizas puede funcionar. Vigila que tu perro no chupe la crema después de que se la apliques, de lo contrario ni tendrá efecto.


Pedicura canina

Procura que el largo de las uñas así como el pelo entre los dedos, sea siempre el correcto, ni las uñas, ni el pelo deben tocar el suelo cuando pisa, si escuchas un “click clack” cuando camina es señal de que debes recortarlas.

Un masaje le vendrá perfecto

Intenta masajear con firmeza sus dedos para que mejore su circulación, las almohadillas son una zona en la que por lo general tienen cosquillas así que toma esto en cuenta.

 

¡Cuidado con la temperatura!

Tanto la alta como la baja temperatura pueden dañar seriamente las almohadillas de tus perros, así que si es un día caluroso de verano y el asfalto está muy caliente, lo mejor será no hacerlo caminar sobre él. De igual forma la lluvia y el hielo en días muy fríos es algo que debes evitar.

Para saber si la temperatura del piso es tolerable, basta con poner tu mano en él, si puedes mantenerla más de 5 segundos sin que te lastime, tu perruno podrá caminar por ahí sin problemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here