¿Qué hago si mi perro intenta montar a otro perro?

0
571

Cuando vemos que nuestro perro quiere montar a otro, lo regañamos y tomamos esto como algo muy, muy malo; esto lo hacemos porque humanizamos su comportamiento y al ver estas señales las interpretamos como indebidas; sin embargo, en el mundo social de los perros la monta tiene otras connotaciones, y si bien, pueden ser sexuales, esto solo sucede cuando se encuentran dos perros en etapa reproductiva, ya que fuera de eso, este comportamiento suele hacerlo un perro para someter a otro.

Es muy común ver que un perro que no ha sido socializado de forma correcta y que presenta señales de ser dominante, es muy probable que ese perro quiera montar a todos.

Así que, no te avergüences y que no te apene esta conducta canina, es normal. Eso sí, como dueño responsable debes evitar que esto suceda, y si bien, es algo normal, no puedes permitir que suceda porque si tu perro monta por dominación puede crear un conflicto que desencadene una pelea; además, las reglas de etiqueta entre dog lovers no ven con buenos ojos que una persona permita este tipo de conductas entre su perro y otros, por ello debes interceder para evitarlo.

Esto hace que sea importante que aprendas a interpretar las señales que hace tu perro cuando quiere montar a otro, para que lo evites y prevengas que pueda salirse de control esta situación.

¿Qué se puede hacer cuando mi perro intenta montar a otro perro?

Lo más importante es que reconozcas esta conducta del tipo dominante, y si empiezas a encontrar un patrón en su comportamiento en el que hace esto de forma continua debes seguir estas recomendaciones:

Si detectas que tu perro tiende a querer montar a todos, es preferible que controles todas sus interacciones, evitando que este suelto. Lo mejor es socializarlo con perros tranquilos que le ayuden a entender que no tiene que montar, premiando cuando el este tranquilo y sin montar a otros perros.

Nunca dejes al perro suelto sin correa, el que tengas la correa te permitirá controlar la situación y si vez que el perro se está acercando a otro para montarlo o tiene actitudes dominantes, tómalo y aléjate unos cuantos metros. Preferentemente pide al dueño del otro perro que lo llame para que así puedan separarse sin sentirse agredidos.

Distrae a tu perro llamando su atención, corrigiendo con un fuerte y claro no, también sirve hacer ruidos fuertes; esto hará que el perro se distraiga y así evitas una confrontación que pueda tornarse agresiva con el otro perro.

No asustes a los perros, ya que esto puede hacer que ambos o alguno de ellos, se ponga agresivo.

Si sigues estos consejos prácticos veras como ayudas a tu perro a controlar esta necesidad de dominación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here