Fisioterapia canina ¿sabes algo sobre esto?

0
601
fisioterapia canina

Nuestros mejores amigos, al igual que nosotros, algunas veces pueden llegar a requerir terapias para regresar las funciones normales de ciertas zonas corporales específicas que hayan sido afectadas. Recuperar tales funciones es lo que se conoce como fisioterapia canina.

La fisioterapia canina es recomendable para aliviar dolores, reducir las inflamaciones y contracturas, mejorar la condición física del animal, su calidad de vida, sus movimientos y postura. Especialmente es recomendada para perros ancianos o que tengan alguna patología que lo amerite.

Las patologías que requieren de fisioterapia canina

Generalmente se aplica la fisioterapia canina para patologías que involucren el sistema músculo esquelético. Por ejemplo:

Fracturas

Luxaciones

Displasia de cadera o columna

Artrosis

Paresias

Lesiones de ligamentos, tendones o neurológicas

Osteocondritis

Tetraplejías

Parálisis

Discopatías

Espondilosis

Desgarros musculares

Las técnicas más usadas por la fisioterapia canina

Para tratar las patologías mencionadas anteriormente existen diversas técnicas que son usadas con frecuencia en la fisioterapia canina, entre ellas:

  • Terapia manual: esta es la más clásica, consiste en hacer estiramientos y masajes a los canes para la prevención de lesiones músculo-tendinosas, las contracturas, tensiones musculares, disminuir la fatiga. También funcionan para hacer drenajes linfáticos, prevenir la estasis venosa (formación de trombos) ya que mejora la circulación sanguínea.

fisioterapia canina

La terapia manual tiene a su vez varios tipos de masajes: Stroking (acariciando la zona hasta que el perro se relaje), Kneading (a modo de pellizco), Clapping (golpear con palmadas cóncavas), Hacking (golpear con el borde de la mano), Circling (masajes circulares), Rubbing (se aplica fricción) y Shacking (sacudir suave y rápido la zona).

  • Termoterapia: en esta técnica se combina el calor y el frío (crioterapia) para elevar o disminuir la temperatura de una parte del cuerpo del can. El calor ayuda a dilatar los vasos sanguíneos para aumentar el flujo de sangre. La crioterapia tiene el efecto contrario y ayuda a desinflamar.

Termoterapia

  • Estimulación eléctrica: se utiliza corriente alterna de muy baja frecuencia. Es especial para tratar lesiones neurológicas u ortopédicas que originan atrofia muscular y dolor.
  • Hidroterapia: la terapia dentro del agua reduce el peso que debe soportar una zona particular del cuerpo del can de ese modo el ejercicio resulta un poco más confortable. Además moverse dentro del agua requiere mayor esfuerzo con lo que se fortalecen los sistemas cardiovascular y muscular. De igual modo, debido a la presión que ejerce el agua esta terapia es recomendable para reducir inflamaciones y edemas.

hidroterapia

Sólo el médico veterinario fisioterapeuta podrá hacer una evaluación para determinar las condiciones en las que se encuentra el animal y las terapias que se deben aplicar, de lo contrario podría empeorar el cuadro clínico del can.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here