Exámenes oculares caninos, todo lo que necesitas saber

0
249

Nuestros perritos también pueden sufrir problemas de la vista; sus ojos también se enferman con padecimientos que pueden ir desde infecciones normales hasta cuestiones más complicadas como cataratas.

Nunca hay que desestimar estos problemas, ya que los perros pueden sufrir muchas enfermedades oculares como: glaucoma, cataratas, conjuntivitis, perdida de la visión, e incluso ceguera. Esto hace que sea muy importante estar al pendiente de la salud visual de nuestros perros.

Otra cosa que hay que tener en mente es que hay razas, como los dálmatas y los pastores australianos que son muy propensas a sufrir este tipo de enfermedades.

Porque los perros también se enferman de los ojos, es por eso que en la actualidad la ciencia veterinaria tiene estudios específicos, y así como hay radiografías, análisis clínicos, estudios para el corazón de nuestras mascotas, también existen exámenes oftalmológicos y lo que sucede es que el veterinario especialista revisa los ojos de nuestra mascota para cerciorarse que todo está bien o encontrar algún problema que pueda estar afectando la visión de tu mascota.

Estas revisiones son algo similares a las que se realiza una persona, y con instrumentos se evalúa al ojo, primero para verificar que no haya secreción y luego se revisa de forma detallada la estructura del ojo.

Parecen revisiones simples, pero el ojo del perro es bastante complejo y se revisa desde el parpado hasta la estructura del ojo mismo para verificar que la córnea este en buen estado, igual con el iris, cristalino, en pocas palabras, todo el ojo.

¿Cuándo deben hacer estos exámenes?
Si notas que tu perro no ve bien, se lame las patas y luego trata de limpiarse el ojo, si tiene secreciones, tuvo un trauma (golpe reciente) en esta área o sus ojos comienzan a verse grises, como si los cubriera una telita, e incluso si están inflamados o con manchas, ese es momento de llevar a nuestro perro para que un veterinario pueda hacer una correcta revisión y dar un buen diagnóstico y tratamiento.

Recuerda, las enfermedades del ojo, cuando se complican pueden ser graves y terminar con la ceguera de tu mascota, así que, en vez de dejar pasar este tipo de padecimientos, o aplicarle unas gotitas oculares, lo mejor siempre es una revisión veterinaria detallada para proteger la salud visual de nuestro animal de compañía.

Con un diagnóstico y evaluación correcta tu mascota tendrá el tratamiento que necesita para cuidar y proteger sus ojitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here