¿Es necesario cruzar a mi perro?

0
180

…Apuesto Bóxer de dos años busca novia para fines matrimoniales… Así leemos anuncios todos los días en los clasificados del periódico, en las revistas, en los corchos de los supermercados y de las clínicas veterinarias.

El perro definitivamente no está buscando novia y menos para fines matrimoniales… ¡los perros no se casan! Esto no quiere decir que su dueño esté haciendo algo mal, sino que probablemente cree que ésta es la solución a los problemas de conducta de su perro o simplemente porque decide que al perro “ya le toca.”

Se piensa que si un perro manifiesta ciertas conductas es porque necesita cruzarse. Estas conductas pueden ser agresividad hacia otros perros o hacia la gente, orinarse por todos lados, montar a la gente, objetos, u otros perros. Si bien esta conducta puede ser de origen sexual, puede también no serlo.

La conducta sexual en los perros está mediada por una hormona que se llama testosterona y que se produce en los testículos en su mayoría y en las glándulas adrenales en pequeñas cantidades.

La producción de esta hormona es constante y no se elimina ni disminuye después de cruzarse. Los niveles de la hormona se mantienen constantes siempre, por lo que suena absurdo que por una vez que se cruce un perro milagrosamente acabarán estas conductas.

No debemos humanizar a nuestras mascotas. La conducta sexual en ellas es instintiva al cien por ciento y no racional como en la mayoría de los seres humanos. Tampoco es una sexualidad responsable. Los perros no buscan “formar un hogar” ni ser padres ni mantener una familia, ni las hembras tienen un reloj biológico que les grita que sean madres. Los machos, en la mayoría de los casos, ni siquiera se enteran o se acuerdan que fueron papás y no creo que les importe. Las hembras cuidan de sus cachorros hasta que pueden valerse por sí mismos y después les da igual qué parentesco tengan con ellos.

Ésta es la razón por la cual los veterinarios insistimos en castrar a los perros y gatos. Un dueño responsable consideraría castrar a su perro en vez de estarle consiguiendo novias toda la vida. Al castrarlo, las conductas sexuales si bien no se eliminan en su totalidad, sí disminuyen en frecuencia e intensidad, sobretodo si se realiza a una edad temprana. En esta cirugía se retiran los testículos del perro bajo anestesia general. Es una cirugía sencilla, de corta estancia en el hospital veterinario y que por lo general no tiene mayores complicaciones si la realiza un veterinario titulado.

La cirugía en las perras es un poco más complicada porque es necesario abrir la cavidad abdominal y retirarle los ovarios y el útero. Sin embargo, se trata de una cirugía de rutina que la mayoría de los veterinarios que se dedican a pequeñas especies tienen bastante experiencia realizándolas.

Si la mayoría de la gente castrara a sus mascotas el problema de los perros callejeros disminuiría dramáticamente, como se hace en los países del primer mundo. Si un perro o perra no va a reproducirse, lo mejor es operarlo y evitar sorpresas de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

Los perros son felices y plenos si les ofrecemos nuestro cariño y atención. Su vida es más sencilla de lo que nosotros imaginamos. No les compliquemos la vida tratándolos como si fueran seres humanos.

M.V.Z. Karin Vomend Álvarez

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here