El embarazo de tu perrita es importante. Conoce los cuidados básicos para antes, durante y después del parto

0
576

El mito de que una perra debe parir al menos una vez en su vida es falso, conoce los beneficios de la esterilización aquí, pero si tu mejor amiga se ha embarazado, acá te contamos los cuidados que necesitas tener con ella para que todo salga bien.

 

Antes:

Lo primero es hacer chequeos médicos entre los futuros padres para asegurarse de que estén en bien estado de salud, que no hay enfermedades congénitas ni hereditarias. Posteriormente será determinar junto con un veterinario el mejor momento para que la perra quede preñada.

En caso de que el embarazo no haya sido planeado, también tendrá que haber una visita al veterinario para revisar que todo esté bien.

 

Durante:

El embarazo de una perra dura de 60 a 63 días, aunque puede acortarse si las crías son grandes.

Durante el embarazo la perra preñada deberá seguir una dieta equilibrada. En las primeras seis semanas es aconsejable no aumentar la comida o incorporar suplementos nutricionales para no provocar un desarrollo exagerado en los cachorros o problemas para el parto.

A partir del mes y medio debe dividir la comida en varias raciones al día y suministrar nutrientes; dado que el aumento del útero impide la extensión del estómago.

Existen varias recomendaciones sobre la alimentación de tu perra, sin embargo lo más apropiado será un veterinario que analice el estado de salud y los cuidados exactos que deberás tomar.

Cuando se aproxime el parto busca un lugar tranquilo y poco iluminado. Ciertos signos para saber cuando ha llegado el momento son que se lamerá la vulva con frecuencia, su temperatura bajará aproximadamente a 37 y habrá un ahuecamiento en las caderas.

Ten preparada una caja cómoda con trapos, mantas o cojines para colocar ahí a los cachorritos recién nacidos.

 

Después:

Puedes asistir a tu perra cortando los cordones umbilicales pero probablemente tu perra los morderá hasta destrozarlos. También es normal que se coma las placentas.

La lactancia dura de 4 a 6 semanas. A partir de la cuarta semana los cachorros podrán ingerir alimentos sólidos.

Mientras se recupera, tu perrita querrá comer más de lo normal. Para ello puedes darle alimento para cachorros, puesto que contienen más nutrientes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here