Cómo cuidar a nuestras mascotas en épocas de crisis

0
27

Sabemos que las mascotas llegan a ser una parte muy importante de nuestras vidas, al grado de considerarlas un miembro más de la familia, pero pocas personas saben el por qué. La razón está en los múltiples beneficios emocionales y físicos que nos generan y en el impacto que, en su conjunto, tienen sobre nosotros. No importa si es un perro, un gato o cualquier otro animal que sea doméstico, una mascota nos provoca siempre una sensación de mayor felicidad.

Ahora que nos quedaremos en casa, compartiendo todo nuestro día y actividades con ellos, es recomendable seguir prácticas responsables de higiene, así como de cuidado personal para ayudar a mantener a nuestras mascotas y a nuestra familia juntos, seguros y saludables.

Consejos para cuidar a nuestras mascotas

· Lávate las manos después de tener contacto con tu mascota o su entorno, y supervisa el lavado de manos para niños menores de 5 años.

· Protege tu piel y la de tu familia para que no entre en contacto directo con las heces de tu animal de compañía.

· Limpia y desinfecta rutinariamente las pertenencias y superficies de contacto de tu mascota (por ejemplo, juguetes, cobija, cama, transportadora, casa y áreas de alimentación).

· Usa guantes de limpieza para el hogar o una bolsa de plástico cuando estés limpiando y/o desinfectando.

· Procura hacer caminatas cortas con tu perro, llevándolo siempre con correa y, de preferencia, limita o evita la interacción con otros dueños y perros.

· Limpia y desinfecta las patitas de tu perro antes de entrar a tu casa al término de una caminata. Lo puedes hacer con un trapo que hayas humedecido previamente en agua jabonosa y pasar un segundo trapo para quitar los excesos.

· Lava inmediatamente cualquier mordida o rasguño que tu mascota pueda llegar a hacerles al jugar con ella.

· No permitas que tu animal de compañía lama alguna herida o cortada que tengan tú o algún otro miembro de tu familia.

· Evita también que lama la cara de niños pequeños o de pacientes que tienen comprometido su sistema inmune.

· Evita el contacto con la vida silvestre o las personas potencialmente infectadas manteniendo a tu mascota con una correa o bien en interiores, en un espacio cerrado al aire libre como un patio cercado o una transportadora.

· Asegúrate que tu mascota se mantenga saludable con visitas regulares al veterinario y atención preventiva, incluyendo la prevención de parásitos. No olvides agendar tu cita para optimizar tu tiempo fuera de casa.

· Busca atención veterinaria a la primera señal de enfermedad en un animal de compañía.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here