Cosas que no se deben hacer cuando se rescata un perro

0
117

Rescatar a un perro es una acción tan noble, tan hermosa y tan altruista, que, quien la hace, seguramente se gana muchos puntos para irse al cielo, porque esta tarea no solo es para darle bienestar y seguridad a un ser vivo, además de eso implica mucha valentía, esfuerzos, recursos económicos y físicos, así como un gran compromiso.

Eso hace que todos los que rescatan perros de forma activa, ya sea participando en refugios, albergues o por su cuenta propia, eso los convierte en héroes sin capa; pero, hay que saber que rescatar a un ser vivo tiene su chiste y sus complejidades.

Ahora, no escribo esto para desanimar a las personas que lo están haciendo, porque si todos ayudáramos a los perros en situación de calle, este mundo sería otro; sin embargo, si hay que saber que cuando uno decide hacerse cargo de un animalito, en plan rescate o adopción, este requiere compromiso físico, mental, emocional y monetario.

Así que, si alguien que no piense comprometerse en cuerpo, alma y saber que eso implicará gastos, entonces es mejor no hacer el rescate uno mismo, pero si se quiere ayudar de una manera que no requiera tanto compromiso y acción hay que saber que hay otros mecanismos para ayudar a los cuales uno puede sumarse como donar dinero o cosas en especie a refugios, ayudar a los rescatistas que ya lo hacen, o hasta inclusive donar tiempo para cuidar a los perros o pasearlos es una buena manera para hacer el cambio.

Porque, hay que saber que muchas personas que no tienen en mente la responsabilidad que esto conlleva, o no tienen el apoyo necesario en su casa para hacerlo, rescatan a un animal sin hacerlo bien, exponiéndolo a otros peligros o regresándolo a la calle a un nuevo lugar dónde le costará tiempo integrarse.

Eso es muy común entre las personas que solo tienen la buena intención, que sin compromiso se traduce en sufrimiento para ese animal que se quería ayudar. Así que, sí alguien que quería rescatar a un perrito, solo porque en ese momento pensó que sería lindo o está de moda, para esas personas les digo, que rescatar no es su opción, pero si pueden ayudar a este movimiento de otras maneras.

Porque cuando se rescata a un perro sin saber a qué te estas comprometiendo puede terminar mal para el animalito.

Por ello hoy quiero que hagamos consciencia y que sepamos que el rescate de animales en situación de calle es un verdadero compromiso, que requiere esfuerzo, sacrificios físicos, emocionales y económicos, así que, sabiendo esto los que rescatan verdaderamente se merecen el cielo y los demás, los demás podemos ayudarlos a que esto siga sucediendo.

Pero además de rescatar solo por rescatar, ¿Cuáles son los otros errores que se hacen en un rescate de un perrito?, o mejor dicho cuáles son las cosas que no se deben hacer cuando se rescata un perro:

  • Rescatar sin un plan y sin saber cómo, dónde y quien va a cuidar al perro hasta su adopción
  • Hacerlo solo por moda, porque es cool o porque los demás lo hacen
  • Rescatar a un perro sin recursos económicos o tiempo para cuidarlo
  • Rescatarlo y llevarlo a un veterinario para que lo cuide o lo cure, recuerda habrá veterinarios que lo hagan, pero si tú lo rescataste el compromiso es tuyo no lo transfieras a alguien más
  • Rescatarlo para llevarlo a tu casa sin consultarlo con tu familia
  • Rescatarlo sin pensar en la parte veterinaria y revisiones que deben hacerle para diagnosticar su salud

Cuando se hacen estas cosas en un rescate animal, de perros o gatos, es muy probable que el resultado sea que el animal termina nuevamente en la calle, pero después de una estadía breve en un hogar; esto termina siendo sumamente cruel.

Así que, cuando vas a hacer un rescate, es un compromiso con una recompensa invaluable.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here