Consejos para que un perro no ladre a la puerta

0
330

Cada que tocan la puerta de tu casa tu perro estalla en ladridos, si bien, esta es una conducta que puede ser deseable en cierto punto, porque te avisa que alguien está en la entrada y puede ahuyentar ciertos peligros, hay un momento en el que los ladridos excesivos sobrepasan cualquier beneficio, y hace que esa experiencia sea muy desagradable, para ti y tus vecinos; pero ¿qué se puede hacer para controlar este comportamiento que es natural e instintivo en los perros?

¿Cómo se puede hacer para que un perro no ladre tanto?

Hay que saber que cuando se habla de entrenamiento canino, hay ciertos comportamientos que son más difíciles de controlar, modificar o erradicar, sobre todo cuando son parte de su naturaleza instintiva; es decir, entrenar a un perro para que no ladre, tiene sus complicaciones, porque de forma natural ellos están programados para hacerlo, sin embargo, no es imposible y con un entrenamiento en positivo que se fuerce con premios para perros hará que el perro eventualmente modere sus ladridos.

¿Por qué ladran los perros?

Los perros ladran para comunicarse, y usan esta comunicación en momentos específicos en los que son: territoriales, sienten temor, soledad, ansiedad, como parte del juego, en busca atención, o como aviso para ahuyentar peligros.

¿Cómo se controlan los ladridos?

Hay muchas estrategias que puedes seguir:

#1 Ignorar el mal comportamiento, en el caso de ladridos, significa ignorar al perro cuando ladra, y esto es algo que todos deberán hacer en casa, ignorar al perro hasta que se calme. Aunque no todos pueden lograrlo debido a las molestias que puede causar en casa y con los vecinos.

Pero si lo puedes hacer, una vez se calle el perro, refuerza este comportamiento con felicitaciones y NUPEC TREATS Training.

#2 Exponlo a los sonidos, esta forma de entrenamiento significa que debes exponer al perro aquello que detona su miedo o ansiedad, así que, si ladra cada que tocan la puerta, podrás grabar el sonido y reproducirlo cuando este calmado y tranquilo en su cama, para que aprenda a que cuando se toca la puerta, él debe reaccionar de una forma tranquila, y si lo hace, prémialo con treats y halagos.

#3 Distracción, cuando toquen la puerta o el perro comience a ladrar, busca distracciones como darle juguetes, llamarlo, o incluso usar comida. Esto hará que deje de pensar en la puerta y se concentre en otra cosa.

Elige una de estas 3 estrategias para controlar los ladridos, pero, ten en mente, que hacerlo dependerá de la repetición y la constancia.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here