Consejos para que tu perro deje de ladrar tanto

0
732

Tienes un perrito que no para de ladrar y ya estas al punto del colapso nervioso, además de preocupado por los problemas que pueda traerte con tu comunidad los ladridos de tu mascota, calma, antes de que tires la toalla y te acostumbres a vivir a los ladridos hoy te damos consejos muy útiles para que le enseñes a tu perro a no hacerlo.

Recuerda el principio básico: de la misma manera con la que fácilmente ladra el perro, si lo entrenas igual de fácil pueden terminar los molestos ladridos.

Pero, ¿cómo lo logro?

Cuando el perro comience a ladrar sin parar, deja que lo haga y pon enfrente de él una golosina o premio comestible que le guste mucho, el perro dejará de ladrar para oler o pedirte la golosina.

Dale la golosina y di “silencio”

Este es el proceso en el cual el perro aprenderá, con refuerzos positivos que silencio significa callarse mediante la obtención de las golosinas.

Cada que tu perro comience a ladrar, deja que lo haga por 3 o 5 minutos, para reforzar su entrenamiento puedes decir mientras ladra la palabra LADRA, así el perro sabrá que el sonido está relacionado con esa palabra y eventualmente, cuando quieras que ladre con solo decirlo él lo hará.

Pero me dirás, quiero que se calle, no que ladre. Todo esto es parte del mismo proceso, y el perro debe aprender que significa la palabra ladrar y silencio, esto lo hará mientras comprenden su significado.

La clave está en los premios y las golosinas, y tienes que darlas cuando está en silencio, mientras repites la palabra SILENCIO.

El perro lo hará por la golosina, y si continuas diariamente con este entrenamiento, poco a poco podrás cambiar el premio comestible, únicamente por la palabra silencio; pero este es un proceso que deberás repetir de forma constante cada que el perro comience a ladrar.

Ahora ten en mente que los perros ladran por instinto de seguridad, y si detectan un peligro cercano, no funcionará mucho este tipo de entrenamiento; por ello debes primero identificar la razón por la cual el perro está ladrando, a veces inclusive ladridos excesivos pueden ser sinónimo de aburrimiento o falta de ejercicio.

Si comprendes a tu perro, muchos de los problemas de comportamiento terminaran.

Pon en práctica estos consejos y dinos como te resultaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here