¿Cómo se entrena a un perro de terapia?

0
191

Cada vez es más común y frecuente encontrarnos con perros de terapia que ayudan a las personas a contener sus emociones, ahora podemos verlos en aeropuertos, hospitales, escuelas, y en instituciones de asistencia como Fundación Movimiento INCASARA, que permiten a las personas poder usar estos animales de compañía con fines terapéuticos, lo que hace que nos preguntemos ¿cómo se entrena a un perro para este trabajo? 

¿Cómo se entrena a un perro de terapia?

Para que un perro pueda ser reconocido, pero, sobre todo, certificado como un perro de terapia debe pasar por un exhaustivo programa de entrenamiento de obediencia, el cual comienza por supuesto, con la evaluación de su carácter. Ese es el primer paso del entrenamiento de los perros de terapia, y estos animales, además de ser entrenados deben tener el temperamento y carácter ideal para convertirse en perros de soporte emocional. 

Ahora, es importante saber diferenciar a los perros de terapia de los perros de asistencia, cuyo trabajo es ciertamente muy distinto, y se diferencian en que, los perros de terapia dan soporte emocional y los perros de asistencia, asisten a las personas. 

Usualmente, se conoce a los perros de terapia, como animales de apoyo emocional y suelen estar entrenados para portarse de forma asertiva en cualquier lugar, de ahí que se pueden ver incluso en hospitales, pero, su entrenamiento no solo es para que estos perros estén calmados, sino para que puedan relacionarse de forma afectiva y asertiva con un gran número de personas, ya que, estos perros suelen utilizarse con personas con discapacidades emocionales, psiquiátricas o cognitivas. 

En países como Estados Unidos, este tipo de perros asiste a escuelas o instituciones especializadas que adiestran y certifican a estos perros, en procesos de entrenamiento que pueden durar más de un año, para que pueda estar en entornos con personas estresadas, pero, sobre todo, se les enseña a disfrutar de los abrazos, las caricias y atenciones.

Otro entrenamiento especial que tienen los perros de terapia, es para desensibilizarlos frente a los sonidos fuertes o las situaciones nuevas, para que así los perros puedan desenvolverse de forma adecuada con las personas a las cuales están ayudando a contener sus emociones. Este entrenamiento los hace sentirse cómodos con personas nuevas, en lugares ruidosos o dónde hay mucho movimiento.

Si necesitas la ayuda de un perro de terapia o conoces de alguien que requiere este tipo de terapias, en México una de las fundaciones que ofrece este tipo de acercamientos de forma gratuita, es la anteriormente mencionada, Fundación Movimiento INCASARA

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here