Cómo es vivir con Bulldogs

0
605

Tener Bulldogs es la mejor experiencia que yo haya vivido en la vida, y tengo muchos años teniendo perros, de todas las razas, tamaños y versiones, simplemente amo a mis perros pero hay dos razas, bueno tres, que he disfrutado muchísimo y la primera fue el Mastín Napolitano, vaya, como ame a mi gran gigante pero también los Bulldogs, son de mis razas predilectas y no porque estén de moda, realmente tienes que vivir con uno para saber que están locos y su locura contagiosa hace más divertida tu vida.

Pues bien, decía que mis razas favoritas son tres, mmm, o tal vez dos, y es que además del Mastín Napolitano, los Bulldogs en su versión Ingles o Francés son mi delirio y me encantan porque son locos, son traviesos, son ocurrentes, son incansables, son divertidos y son un reto; de hecho estos mini perros de hocico chato han sido más reto que cualquier otro perro que haya tenido en la vida.

Claro, algunas veces me han sacado canas verdes con sus travesuras, pero la verdad es que esta experiencia vale la pena, cada cosa que han roto, cada desvelada, cada travesura, cada beso, cada risa, realmente no cambiaría un solo momento que he pasado con mis perros, con mis Bulldogs locos, con los perros que más he amado, porque se dan a querer y son tan exigentes y demandantes que será imposible alejarlos un minuto de ti.

Si bien tener un Bulldog parece muy complicado porque son muy demandantes y requieren muchos cuidados, además de que están locos y son demasiado traviesos, se hace una dinámica muy padre con ellos que en un corto plazo se convierte en una experiencia muy bonita.

Yo amo a mis bulldogs ingleses y amo a mi bulldog francés con todo el corazón, claro, también amo mucho a mi criolla, que son los perros que conforman mi manada, pero los bulldogs, vaya que requieren mucha atención y eso me hace pasar muchísimo tiempo con ellos y he llegado a conocerlos de maneras sorprendentes.

Pero ¿cómo es tener bulldogs?

Extrañamente se han convertido en la raza más de moda y demanda estos días y todos quieren uno o por lo menos sueñan con poseer un perro de esta raza, que, por cuestiones de costo, de momento son un lujo que solo algunas personas pueden darse.
Entonces existen muchos rumores como:

• Son extremadamente pedorros, bueno, la palabra correcto es que tienen muchas flatulencias.
• No pueden hacer ejercicio.
• Hacen muchísimas travesuras.
• Son incansables.

Aunque también hay quien dice que su Bulldog es tan, pero tan flojo, que hasta caminar le da flojera, a decir verdad, esos no son rumores y son cosas ciertas, bueno, nadie les dijo a mis bulldogs que deberían ser flojos y cuidarse del golpe de calor, porque son tan activos que nunca paran y es más fácil que yo termine en el piso pidiendo una pausa por favor.

Ah y también es cierto, son tan pedorros, que hay momentos en el día en que no dejan de pedorrearse, bueno, pues, no paran de andar de flatulentos y, de hecho, cada que estoy con mis amigos, ya les da risa cuando por las tardes comienzan con sus gases, que es gracioso, porque cuando andan todos mis perros juntos y es una tarde de “gases”, literal la zona parece que fue bombardeada, pero nada como sacarlos al patio y dejar que el aromatizante de hogar haga su trabajo.

Otra cosa que puedes esperar de vivir con bulldogs es que son necios, son muy necios y cuando se les mete algo en la cabeza, no paran hasta que lo logran o lo consiguen y si eso implica conseguir un juguete, salir de la casa, subirse a la cama o quitarte algo de las manos, créeme, lo harán.
Muchas personas creen que los bulldogs son tontos, y que no aprenden, pero esta raza se distrae con facilidad y no te harán caso nunca cuando estén de necios queriendo hacer algo en particular.

Además, ladran mucho, ellos usan sus ladridos para que comprendas que quieren algo de ti y no se callarán hasta que lo entiendas.

En serio, los bulldogs están locos, pero es una locura divertida que hace tu vida un reto que vale la pena emprender todos los días.
No te recomiendo tener esta raza si no tienes tiempo o la disposición para pasar mucho tiempo con ellos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here