Como cuidar a un perro viejito

0
53

Los perros son los más populares entre aquellos que desean tener una mascota; de hecho en México, el 48% de los hogares tienen al menos uno en casa. Aunque nos encantaría que fueran siempre jóvenes, debemos tener en mente que nuestro amigo de cuatro patas envejece y como dueños, somos responsables de darle los cuidados necesarios para que vivan esta nueva etapa de la mejor manera. 

Esta fase en la vida de nuestra mascota se le conoce como edad senior, tiende a iniciar a los 7 años, dependiendo la raza y el tamaño; se caracteriza por cambios físicos y de comportamiento que incluso podrían llegar a confundirse con otras patologías.  

  • Bajo nivel de actividad y socialización: Cuando son cachorros o adultos, juegan o están deseosos de convivir con otros perros. Al llegar a una edad avanzada, percibirás que su comportamiento es pasivo y que ya no se acerca de manera efusiva a ti. Para aligerar este síntoma, llévalo al parque e intenta que socialice con perros de su edad, o bien realiza una caminata para incentivarlo a tener una actividad física moderada.
  • Ansiedad por aislamiento: ¿Los perros pueden padecer ansiedad? ¡Sí! Al igual que los seres humanos, está comprobado que los perros presentan esta condición. El síntoma de esta patología aparece cuando el dueño se va de casa ya que entran en un estado de estrés, tienden a ladrar de manera excesiva, realizan destrozos o, en casos extremos, rascan las paredes hasta lastimarse. Para sobrellevar esto, diseña una rutina de 15 a 20 minutos con un juguete interactivo que lo ayudará a desestresarse. Realiza esta actividad durante las primeras horas del día y en la noche ya que durante este periodo se registra una mayor actividad cerebral.
  • Dificultad en la alimentación: La nutrición es un factor determinante para un perro senior. A menudo, ya no se acercan a su plato de comida ya que la falta de dentadura les dificulta el masticar una croqueta. Sin embargo, hay que tener presente que su dieta debe de ser óptima, con los nutrientes necesarios que ayuden a mantener sus defensas altas. 
  •  Zonas seguras en el hogar: Conforme pasa el tiempo los sentidos de nuestra mascota van disminuyendo, tal es el caso de la vista. Si llegas a notar que choca contra una puerta, ventana o se pega con alguna pared, protege los objetos con materiales suaves y afelpados para evitar alguna lesión. En caso de tener cosas filosas, trata de repararlas. Los accidentes se previenen si los detectamos a tiempo. 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here