Carnazas para perro. Mitos y realidades ¿Qué hay detrás de las carnazas para perro?

0
870

Mucho se ha hablado de sobre el tema de las carnazas para perros, muchos las consideran como una de las principales opciones para mantener entretenido a su perro, aunque también tienen detractores que las consideran peligrosas. A continuación te diremos de una vez por todas qué son estos pequeños trozos de sabor que vuelven locos a nuestros perrunos.


¿Qué son las carnazas?

Las carnazas están hechas de piel de res procesada, cuando se separa la piel del ganado, la parte externa, que es la más dura, es la que se usa para producir cuero, mientras que la interna se destina a las carnazas.

Para que la piel pueda convertirse en ese pequeño pedazo enrollado que simula un hueso, debe pasar por un proceso químico, y es aquí donde no todo es color de rosa.

Para interrumpir el proceso de descomposición de la piel y darle ese color blanco característicos, se baña en óxido de calcio, óxido de titanio e incluso puede estar expuesta a compuestos altamente tóxicos como el arsénico y el formaldehído.

El lugar de producción de las carnazas suelen ser un referente para saber la calidad de las mismas, se dice comúnmente que las carnazas producidas en Estados Unidos son de mejor calidad que las producidas en China u otros países, pero no hay forma de estar seguros de esto al 100%.

Si vas a comprar carnazas para tu perruno te recomendamos investigar muy bien con tu proveedor el lugar de origen y los compuestos de las mismas.

Ventajas:

  • Limpia los dientes y promueve encías saludables.
  • Lo mantiene entretenido durante horas.
  • Ayuda a los cachorros a desarrollar mejor su mordida.
  • Realmente los hacen muy felices.


Desventajas:

  • Pueden producir cáncer.
  • Pueden provocar ahogamiento o bloquear el tracto digestivo.

 

Entonces, ¿usarlas o no usarlas?

Lo que recomendamos en estos casos es usar las carnazas únicamente de vez en cuando a modo de premio, y ser extremadamente selectivos a la hora de adquirirlas, recordemos que lo barato sale caro.
La carnaza ideal debe ser de buen grosor, mientras más le dure a nuestro perruno mejor, debe ser de color manila, o café claro. Evitar las que son muy blancas o de colores, ya que estas son tratadas con más aditivos químicos.
Por último no olvidemos siempre supervisar a nuestro perro cuando esté comiendo una, para prevenir accidentes.

Una alternativa a las carnazas, son los huesos, puedes leer todo al respecto en el siguiente enlace.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here