Adiestramiento con amor – más sobre el entrenamiento positivo

0
93

Cada que el perro hace algo en casa, algo considerado inadecuado o como un mal comportamiento, la reacción instintiva de su dueño es regañarlo, pegarle, jalarlo o incluso castigarlo, la razón es que las personas aprendimos desde pequeñas que la solución a un problema es usualmente un castigo, de esa manera dicho comportamiento inadecuado se corregirá.

Pero, en personas y por supuesto en perros, la violencia, los regaños, los castigos y por supuesto los golpes nunca son la solución y en lugar de crear una conciencia o estado de reflexión en el perro para que sepa que hizo mal, lo único que se genera es miedo, ansiedad, estrés y el animal perderá tu confianza.

Sabías que la mayor motivación de un perro para ser asertivo, para hacer trucos, para portarse bien es por el amor que siente por su dueño.

Sí, el mayor motivante de la vida es el amor, y si tu perro pierde ese cariño porque te tiene miedo, en lugar de mejorar su conducta este se expresará con agresividad por miedo, ansiedad y estrés.

La mejor manera para enseñar a un perro sobre obediencia es creando un lazo de amor, un vínculo positivo que una al perro con el dueño, de esta manera será más fácil que la mascota aprenda como debe comportarse en casa.

Cómo adiestrar a un perro de forma positiva

Lo primero que debes saber es que, para entrenar a un perro de esta manera, no debe haber violencia, regaños, ni golpes, ya que la base esencial de su aprendizaje es el amor, la rutina y principalmente los premios: verbales, comestibles o incluso caricias.

Tal vez pueda parecerte más a consentirlo que educarlo, pero la forma en la que un perro es motivado para aprender algo, es mediante los premios y obviamente debe existir un lazo fuerte de confianza y amor.

Ahora, debes tener muy en mente que la diferencia entre consentirlo o mimarlo, versus entrenarlo con amor, es la disciplina y el momento en el cual se recompensa al perro. Que quiero decir con esto, pues si tu premias conductas negativas del perro como ansiedad, estrés el pensará que es correcto y ahí estas malcriando al perro; mientras que premiarlo con caricias, halagos y treats cuando repite conductas que tu deseas que aprenda ahí está sucediendo el entrenamiento en positivo.

De forma complementaria, debes saber que este tipo de entrenamiento es breve, y siempre debes enfocarte a enseñarle un truco, y no pasar a otro hasta que aprenda eso que estas enseñandole. Recuerda que el tiempo ideal para entrenar a un perro debe ir de los 5 a los 10 minutos en varias sesiones que se hagan rutina durante el día y siempre premiar al perro con muchos halagos que lo hagan sentirse bien.

También debes considerar que, entre mayor sea el lazo afectivo entre el can y tú, mayor será su motivación para aprender y complacerte, así que, si quieres que el perro ponga todo de su parte para darte gusto, usa los juegos, paseos, caricias y tiempo de calidad para fomentar esos lazos afectivos.

Siempre que el perro haga algo bien, correcto o como lo deseas, se enfático y haz que el perro sepa que lo hizo bien, por otro lado, ignora los comportamientos negativos, ten en mente que cuando el perro se esté portando muy mal y deba ser corregido la mejor manera para hacer eso es ser firme con el cuerpo, la voz, decir NO y puedes sacarlo de la habitación, eso ayudará a que el perro entienda si está haciendo algo muy malo su castigo será estar solo.

Verás que tu perro aprende mucho más y mejor de esta manera que con gritos y regaños.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here