6 tips para que un perro se adapte a un nuevo hogar

0
57

Si estás pensando en cambiar de casa próximamente o lo hiciste recientemente y tienes mascota, probablemente no hayas tenido la oportunidad de detenerte a pensar en ella y cómo debes hacer para que se adapte más fácilmente a su nuevo hogar.

  1. Buscar espacios equivalentes. Por ejemplo, si en el domicilio actual tienes un patio pequeño en donde tu perro va al baño, lo ideal será ubicar en el nuevo una zona similar. O si tu gato tiene un área donde toma el sol, será muy conveniente disponer de una parecida.
  2. No permitir que nuestras mascotas vaguen libremente. En el caso de los perros, por cuestiones sobre todo de seguridad, es muy importante que al llevarlos a explorar para que se familiaricen con su nuevo entorno, lo hagas con collar, correa y placa de identificación con tus datos. En el de los gatos, y debido a que son menos adaptables que los perros, es mejor que exploren poco a poco. Es decir, por zonas, primero permitirle explorar una habitación o la estancia, y así sucesivamente. Como medida de precaución es recomendable contar siempre con una foto de nuestras mascotas para que en el caso de que llegaran a salir y extraviarse, reportarlo y usar su imagen en anuncios, etc.
  3. Uso de feromonas sintéticas. De uso comercial y con la asesoría del médico veterinario. Esto permitirá crear un ambiente de seguridad en donde nuestras mascotas se sientan relajadas porque no todo será nuevo para ellas.
  4. Recordar la rutina del baño. Establecer el lugar para sus necesidades desde el primer día que llegan al nuevo hogar, ya que desde ese día nuestras mascotas buscarán dónde hacerlo. Recordemos, que los perros aprenden a través de las texturas y que los horarios son importantes. También que al inicio podemos premiarlas en el instante en el que terminen de liberar en el lugar que les hayamos asignado.
  5. Conservar las rutinas. Es decir, si tu perro está acostumbrado a que lo pasees por la mañana o por la noche, o lo habitual es que tú cepilles a tu gato, continuar haciéndolo así. Con seguridad, al habernos mudado tendremos muchísimas cosas que hacer, sin embargo, el mantener la dinámica familiar permitirá que el cambio del espacio físico no les afecte tanto.
  6. Estar cercanos. Un dueño responsable es aquel que no sólo cubre las necesidades básicas de dieta, salud y físicas de sus mascotas, también las psicológicas, para lograr que sean saludables y felices, así que dedica tiempo a jugar con él, conozcan juntos su nuevo hogar y así lo ayudarás a sentirse seguro.
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here