5 señales de que tu perro debe ir al Veterinario

1
730

Creo que, cuando hablamos de salud, los latinos, sobre todo los mexicanos somos muy desidiosos, y siempre estamos postergando estos temas de salud y más cuando se refiere a visitar al médico, y sin importar la dolencia o padecimiento, siempre dejamos para luego estas visitas.

Y bien, puede ser que uno lo haga, pero cuando se habla de la salud de los demás, como niños pequeños o mascotas, esta desidia, esta idea de postergar una dolencia, ES EN DEFINITIVA UNA MALA IDEA.

Mi recomendación como dueña responsable de mascotas, es que siempre lleves a tu perro al veterinario cuando se sienta mal, y si bien pueden parecer síntomas sin cuidado como vomito o diarrea, no hay tal cosa como un simple síntoma y, de hecho, que el perro este vomitando o tenga chorrillo, ya es un mal síntoma, que un veterinario, que es el profesional en el área de salud de tu mascota, debe determinar y darte el mejor tratamiento.
Además de mi recomendación como dueña responsable, es como dog lover, y es mejor que tu perro este con supervisión médica.

Ahora, yo sé, esto de las mascotas es como los niños pequeños, que siempre se caen, se lastiman, se raspan y tienen sus accidentes cotidianos; de hecho, hay niños que todos los días sufren un accidente y sus padres aprenden a atender estas emergencias en casa, porque vivir en Emergencias, no es práctico.

Pues lo mismo sucede con nuestros perritos, que por su naturaleza curiosa o durante un juego, pueden lastimarse y hay que saber identificar cuando pueden quedarse en casa y cuando debemos llevarlo al veterinario.

Pero ten en mente, que, a ciertos accidentes o síntomas, ni lo pienses, inmediato al veterinario; sin embargo, para ayudarte a hacer más fácil el cuidado de tus mascotas, hoy te doy mis 5 señales de alerta, estas las uso de forma personal para identificar una emergencia que puede quedarse en casa, o cuando hay que correr al hospital veterinario.

5 señales de que tu perro debe ir al Veterinario

  1. Cuando notas un comportamiento extraño o que cambia su conducta.
  2. Cambios en su cuerpo, como pupilas dilatas, baja de peso, renguea, cojea, o aumenta su salivación
  3. Cuando llora, se queja, hace gemidos o aúlla.
  4. Cuando pierde el apetito y ya no quiere comer nada.
  5. Si esta aletargado, le cuesta respirar, no se puede incorporar

Si notas alguna de estas señales, y más si se presentan en conjunto, ni lo pienses, al veterinario.

Finalmente recuerda, que tu perro debe visitar de forma periódica al veterinario para revisiones de rutina, chequeos, vacunas y desparasitaciones.

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here