5 razones para no pegarle al perro cuando se porta mal

0
86

Llegas a casa, y ves algún destrozo o algo mordido por el perro e inmediatamente lo buscas para corregirlo y esta acción correctiva la haces con nalgadas, golpes en el lomo, es más, hay quien por desconocimiento agarre el zapato mordido o algún periódico para pegarles por esta acción.

Si bien solemos pensar que los regaños, físicos o verbales, son una buena forma para que no solo perro, también personas, cambien su conducta, hoy sabemos que eso no sucede así, y por el contrario los regaños del tipo físicos solo generan una reacción más violenta en vez de corregir la conducta que se quiere modificar.

Además, esto lo he dicho mucho, y lo seguiré haciendo, hay que entender que los perros no reaccionan a los golpes o los maltratos, porque, su periodo de atención es muy corto, esto quiere decir, que, para regañar a un perro con una nalgada o un golpe, debería hacerse en el justo momento, para que así su cerebro pueda relacionar la acción que hacía con el regaño que recibió.

Que quiere decir, bueno, que si llegas a casa y ves tus zapatos favoritos y se te ocurre tomarlos para gritarle, pegarlo o enseñárselo, el perro no sabrá de lo que estás hablando, solo percibirá que esas enojado/a atemorizándolo, pero la conducta no se corregirá.

Eso hace que la razón #1 para no pegarle a tu perro, es que no sabrá porque lo haces, solo se asustará porque no entiende el motivo o la razón de los golpes; pero, además de eso, hay otras cosas que debes tener en mente:

1. Pegarle a un perro lo hace asustadizo, temeroso y perderá tu confianza
2. Los perros no aprenden por golpes, sino que, son motivados por el amor
3. Los maltratos físicos, solo generan a un perro desbalanceado que tienda a la agresión para defenderse
4. La conducta de los perros no se modifica por golpes

Realmente, si lo que quieres e cambiar su conducta, los golpes o maltratos físicos no son la solución, solo acrecentarán ese problema.

Lo mejor que puedes hacer para corregir a tu perro, es ignorar las conductas negativas, premiar las positivas y además comenzar un entrenamiento físico y de obediencia que te ayudarán a conseguir el perro que quieres.

Definitivamente es mejor enseñar a un perro con amor que con regaños.

Inténtalo, verás la diferencia.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here